Aceite de árbol de té: conoce sus 4 propiedades

aceite de árbol de té

Los productos con aceite de árbol de té tienen propiedades cicatrizantes y antisépticas.

El aceite de árbol de té se puede encontrar en champús o bálsamos labiales, entre otros productos de farmacia

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Melaleuca alternifolia es el arbusto del que se extrae el aceite de árbol de té (concretamente viene de la corteza), un vegetal originario de Australia. Así es el nombre científico del árbol de té, un ingrediente que forma parte de muchos productos de cosmética y de higiene que se pueden encontrar en farmacias. En este artículo, abordamos cuáles son sus usos y propiedades de la mano de los profesionales farmacéuticos.

“Para usar de forma correcta el aceite de árbol de té, debemos seguir las recomendaciones del fabricante del producto y, en caso de duda, preguntar al farmacéutico”, señala la farmacéutica Irene Suarez, de la dirección de Servicios Técnicos del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof). “Hay que recordar que el aceite de árbol de té es un sensibilizante cutáneo, que puede irritar la piel, por lo que hay que tener especial cuidado en las formulaciones que contengan altas cantidades que pueden provocar dermatitis de contacto”, añade.

En concreto, la aplicación abundante de árbol de té puede provocar los siguientes efectos secundarios en la piel: descamación, sequedad, ardor, picazón o escozor.

Propiedades del aceite de árbol de té

Las propiedades del aceite de árbol de té dependen mucho de los productos donde se encuentren. Los especialistas mencionan las siguientes propiedades:

  • Antifúngicas: sirve para tratar los hongos de las uñas o afecciones como el pie de atleta.
  • Antisépticas: no solo combate los hongos, sino también otras bacterias. Por ejemplo, es muy conocido su uso para acabar con los piojos y las liendres. Logra mantener la integridad de la barrera cutánea.
  • Antivíricas: puede utilizarse para el tratamiento de los virus como el herpes labial o para mejorar el acné. También se recomienda su uso en champús para reducir la caspa.
  • Cicatrizante: asimismo, el aceite de árbol de té tiene propiedades calmantes y purificantes. Se puede aplicar en la zona irritada tras la depilación porque calma de inmediato. En este mismo sentido, los productos con este aceite aportan un extra de hidratación al pelo.

“En el caso de los cosméticos se usa como acondicionador de la piel, antioxidante, perfumante y ayudando al cuidado de la piel y del cabello“, apunta la farmacéutica. No obstante, hay que tener cuidado con las medidas en las que se aplica, ya que puede resecar mucho la piel, tal y como hemos comentado anteriormente en estos párrafos.

Productos de farmacia con árbol de té

En la farmacia se pueden encontrar numerosos productos que contienen árbol de té como los siguientes:

  • El aceite puro de árbol de té para heridas, quemaduras, verrugas, psoriasis, etc.
  • Jabón o espuma higienizante con poder antiséptico y de fácil aclarado.
  • Sprays para desenredar el pelo.
  • Gel de baño recomendado para pieles acneicas y champú para personas con caspa.
  • Bálsamo labial hidratante, evita el enrojecimiento, tiene un factor de protección solar y nutre los labios.

Además, este producto natural también se puede utilizar en el hogar como elemento de limpieza en el lavado de la ropa o como desinfectante. Asimismo, es perfecto para dar un buen olor a la casa.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar