6 sugerencias para decir ‘adiós’ para siempre a la caspa en el pelo

eliminar-caspa-pelo

Para tratar la caspa se aconseja alternar un champú anticaspa con otro más suave.

Distinguir entre caspa seca o grasa será el primer paso para adquirir unos productos u otros

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Ahí están de nuevo las motas blancas, en jerseys, camisetas, etc. Si la caspa está presente en la mayor parte de tus prendas del armario, es el momento de tratarla y acabar con estas escamas que caen de la cabeza. Utilizar un champú específico para detener esta producción y cuidar el cuero cabelludo son algunas de las recomendaciones que los expertos farmacéuticos hacen para su tratamiento.

El exceso de productos puede acumularse en el cuero cabelludo y crear esta alteración, que puede provocar vergüenza en quienes la sufren porque a veces se asocia con falta de higiene, pero no es así. De hecho, cerca del 20 por ciento de la población sufre esta patología y es más frecuente en adultos de entre 30 y 40 años.

¿Qué es la caspa? Se trata de una descamación excesiva del cuero cabelludo por acortamiento del proceso de renovación celular y también se le denomina pitiriasis, debido a que interviene el hongo pityrosporum ovale. Según explica Nuria Capellades, vocal de Dermofarmacia del Colegio de Farmacéuticos de Lleida.

¿Cómo tratar la caspa?

La especialista indica que el primer paso es diferenciar entre los tipos de caspa: seca o grasa. Aunque todos los champús anticaspa son restauradores del equilibrio fisiológico del cuero cabelludo, algunos tienen otras propiedades específicas. A partir de ahí, los consejos serían:

  • Usar champú con activos seborreguladores para la caspa grasa, para controlar este exceso. En esta misma línea, la levadura de cerveza ayuda a segregar el sebo y aporta vitamina B.
  • Si se tiene picores, es mejor optar por un champú con activos antipruriginosos puesto que alivian la picazón
  • Alternar los lavados con champú específico para tratar la caspa y uno suave
  • Lavar el pelo todos los días sin frotar en exceso y masajear con la yema de los dedos
  • Secar el cabello con secador y aire templado
  • Para aliviar el enrojecimiento y la inflamación se pueden buscar productos que contengan aloe, vitamina E o extracto de avena.

Causas y tipo de caspa

¿Cuáles son las causas de la caspa? Esta alteración puede tener diversos orígenes como estrés, dermatitis seborreica o psoriasis. En este sentido, si la caspa se asocia al estrés, es importante que el paciente aborde estos nervios.

La farmacéutica Leire Azcona, especialista en Cosmética y Dermofarmacia, explica con detalle en este artículo cuáles son los tipos de caspa. En concreto encontramos:

  • Caspa seca: es la más frecuente y se caracteriza porque las escamas blanquecinas se desprenden con facilidad y el cuero cabelludo está seco pero no presenta picores. Respecto al cabello, luce sin brillo, apagado y áspero. Hay que tratarla para que no vaya a más y evolucione a caspa seca.
  • Caspa grasa: en este caso se asocia a seborrea (secreción excesiva de sebo o grasa) y se localiza en la zona frontal y nuca. Estas escamas son más grandes, espesas y de color amarillento. Según especifica esta experta, el cuero cabelludo suele manifestar picor e inflamación. Esta caspa podría causar alopecia y estar relacionada con dermatitis seborreica.

¿Cómo prevenir la aparición de la caspa?

Para evitar que aparezca la caspa, Capellades apuesta por tres procedimientos:

  • No utilizar productos agresivos que puedan alterar la microbiota del cuero cabelludo
  • Lavar el pelo con champú suave sin frotar demasiado para no irritarlo
  • Limitar los productos (gominas, espumas…) para el peinado que puedan acumularse

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar