Espasmos musculares: qué son, causas, diagnóstico y más

espasmos musculares

Estirar antes y después de hacer ejercicio puede evitar los espasmos musculares.

La deshidratación y la falta de potasio puede ocasionar la aparición de espasmos musculares

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

El cuerpo humano está formado por más de 600 músculos que trabajan sin que seamos conscientes. Todo este esfuerzo que realizan diariamente a veces pasa factura. En este artículo, los especialistas detallan qué son los espasmos musculares y por qué aparecen.

"Un calambre o espasmo muscular es una contracción brusca, breve, involuntaria y, en general, dolorosa de un músculo o grupo de músculos. Los calambres musculares pueden ser un síntoma de una disfunción del sistema nervioso", afirma el médico Michael C. Levin en su artículo 'Calambres musculares'.

Causas de los espasmos musculares

Este profesional indica que los espasmos musculares se producen en personas sanas, de mediana o avanzada edad, aunque también a veces se producen en jóvenes. Las causas más comunes son:

  • Espasmos musculares asociados a la realización de ejercicio físico (durante o después de la actividad). También pueden ocurrir durante el reposo.
  • Espasmos o calambres musculares en las piernas por razones desconocidas. Generalmente, estos aparecen por la noche durante el sueño.

"Los calambres en las piernas relacionados con el sueño suelen afectar a los músculos de la pantorrilla y del pie, provocando la flexión del pie y de los dedos del pie", explica Levin. "Aunque son dolorosos, estos calambres por lo general no son graves y, por lo tanto, se denominan calambres benignos de las piernas", añade.

¿Por qué ocurren los espasmos musculares?

Aunque no se conoce del todo su origen, sí que hay factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir espasmos o calambres musculares. El experto cita los siguientes:

  • La deshidratación.
  • Las concentraciones bajas de potasio, magnesio o calcio en la sangre.
  • Algunos medicamentos o sustancias.
  • Tener los músculos de la pantorrilla tensos.
  • Sufrir un trastorno nervioso o problemas de tiroides (concretamente, hipotiroidismo)
  • Los niveles bajos de electrólitos por la administración de diuréticos, trastornos hormonales, déficit de vitamina D, pérdida de líquidos, la recta final del embarazo o alcoholismo.
  • Tras una diálisis.

Para tratar estos calambres, la mejor solución es estirar el músculo afectado. Según Levin, si se tiene un espasmo en la pantorrilla, el paciente debe estirar hacia arriba de los dedos del pie y realizarse masajes.

Asimismo, en las farmacias podemos encontrar sticks (de magnesio) que ayudan a reducir dolores musculares, calambres o espasmos; aceite de lavanda que es un potente antiespasmódico o cápsulas de ginkgo para este mismo fin.

¿Cómo prevenir los espasmos musculares?

Centrarse en la prevención es una buena opción para tratar estos espasmos. Este profesional aconseja seguir estas medidas preventivas:

  • Beber muchos líquidos después de hacer ejercicio. Fundamentalmente, bebidas isotónicas por su cantidad de potasio.
  • No consumir cafeína.
  • Hacer estiramientos de los músculos antes de hacer deporte y antes de irse a dormir.
  • No fumar.
  • Evitar realizar ejercicio después de comer.
  • No tomar fármacos estimulantes

"Los estiramientos aumentan la flexibilidad de los músculos y los tendones, disminuyendo la posibilidad de que se contraigan de manera involuntaria", apunta Levin. Por ello, aconseja hacer los 'estiramientos del corredor' que consisten en permanecer de pie con una pierna adelantada y con la rodilla en flexión y la otra pierna retrasada y extendida; y las manos apoyadas en una pared. Esta postura se mantiene durante 30 segundos y se repite 4 o 5 veces cambiando de pierna.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar