Hipoacusia o pérdida auditiva: ¿es por catarro o es una patología grave?

Hipoacusia

Hay que vocalizar y hacer pausas cuando se habla con una persona con hipoacusia.

En muchas ocasiones, la hipoacusia es causada por una congestión nasal o un tapón de cera

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Dejar de oír tu canción favorita, olvidar la voz de quienes más quieres, no poder hablar por teléfono… Perder el sentido del oído trastoca la vida de cualquier persona. La pérdida auditiva o hipoacusia es una patología que puede ocurrir por múltiples razones y es importante diferenciar si es algo temporal o permanente. En este artículo, los farmacéuticos nos explican cómo detectar la causa de la hipoacusia y qué hacer si se tiene.

“La disminución de la capacidad auditiva puede ser congénita o sobrevenida. Cuando esta pérdida está por encima de los 25-30 decibelios (dB), medidos por medio de una audiometría se considera hipoacusia”, explica el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

En función de la pérdida en decibelios, los expertos clasifican la hipoacusia en: leve (de 25 a 40 dB), moderada (de 41 a 69 dB), severa (de 69 a 89 dB) y profunda ( >90 dB).

Causas de la hipoacusia o pérdida de audición

Las causas de esta pérdida de audición o hipoacusia pueden ser variadas, los farmacéuticos señalan las siguientes:

  • La edad: si la causa es la edad se llama presbiacusia y suele ser bilateral (en ambos oídos) y progresiva.
  • Estar sometido a sonidos de intensidad muy alta.
  • Por un catarro en el que se ha producido una acumulación de secreciones en oído medio o trompa de Eustaquio.
  • Si se tiene tapón de cerumen o cuerpo extraño en el oído: suele ser de aparición brusca y unilateral.
  • Desarrollar otitis media: normalmente se pierde la audición en un único oído.
  • Tener otosclerosis: es una patología de origen hereditario y un lado está más afectado que otro.
  • La ingesta de algunos medicamentos: habitualmente genera pérdida auditiva bilateral y simétrica.
  • Algunos tumores pueden producir patologías auditivas como otalgia, otorragia u otorrea.

Cuando se trata de un problema congestivo, se suele recomendar un mucolítico e ingerir más agua para recuperar la audición.

Consejos farmacéuticos para tratar la hipoacusia

Hay algunos tipos de hipoacusia que pueden prevenirse, por ello, los especialistas del Cgcof dan estas recomendaciones:

  • Mantener una higiene y limpieza adecuada del oído con gotas óticas, como agua de mar y disolventes de cerumen que se pueden encontrar en cualquier farmacia.
  • Realizar la maniobra de Valsalva que consiste en expulsar aire con la nariz y boca cerrados. De esta forma, se quita el destaponamiento de los oídos. También se puede masticar chicle para conseguir este efecto.
  • No introducir nunca objetos por el conducto auditivo. En este sentido, no se recomienda el uso de bastoncillos de algodón.
  • Al escuchar música a través de los cascos, hay que prestar atención al volumen y no subirlo demasiado durante mucho tiempo.
  • Si se trabaja en un lugar ruidoso o con maquinaria muy ruidosa, es necesario utilizar protectores auditivos.
  • Asimismo, los farmacéuticos aconsejan utilizar tapones para el baño para evitar que entre agua en el conducto auditivo. Hay diferentes tipos de tapones, según el material y el uso.

Por último, para mantener una buena comunicación con una persona con hipoacusia, los expertos subrayan que hay que situarse cara a cara a una distancia de 50 cm a 1 metro, vocalizar y hablar más lentamente, repetir con las mismas palabras y hacer pausas al final de la oración. Sobre todo, hay que “evitar parecer frustrado” y si es necesario, apoyarse en medios visuales.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar