Medicamentos y alcohol: ¿qué ocurre cuando se mezclan?

Medicamentos y alcohol

Combinar los medicamentos de la diabetes con el alcohol provoca un efecto anticoagulante.

Consumir alcohol y tomar ibuprofeno u otros medicamentos puede provocar daños en el estómago

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Alguna vez te ha surgido la duda de si puedes beber alcohol mientras tomas algún medicamento? No te recomendamos que mezcles estas dos sustancias, ya que puede tener efectos nocivos para tu cuerpo. En este artículo, los farmacéuticos explican cuáles son los daños que pueden desarrollarse si se realiza esta combinación.

“Existen muchas interacciones entre el alcohol y medicamentos. Puede ser que el alcohol aumente o disminuya el efecto del fármaco o que aumente los efectos tóxicos de ambos”, indican desde el Colegio de Farmacéuticos de León (Cof León).

Según los expertos, si se realiza un consumo ocasional de alcohol pueden producirse efectos tóxicos porque “el tiempo que tarda en eliminarse el fármaco aumenta, por tanto, su efecto es más prolongado en el tiempo”. En esta misma línea, si el consumo es habitual, se perderá el efecto del medicamento y se necesitarán dosis más altas de ciertos fármacos.

Daños por mezclar medicamentos y alcohol

Concretamente, los farmacéuticos citan varios fármacos conocidos que producen daños en nuestro cuerpo. Son los siguientes:

  • El paracetamol: su consumo junto a la ingesta de alcohol puede ocasionar lesiones en el hígado (hepatotoxicidad).
  • Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como la aspirina y el ibuprofeno: podrían dañar la barrera protectora del estómago (gastrolesivos) si los mezclamos.
  • Los ansiolíticos, antidepresivos, antipsicóticos y antihistamínicos: en este caso, este tipo de fármacos disminuyen la actividad cerebral y esta función de depresores del sistema nervioso central (SNC) puede verse incrementada con el alcohol.
  • Los antidiabéticos orales e insulinas: las personas diabéticas tienen que prestar especial atención ya que unir sus medicamentos con el alcohol provoca mayor efecto anticoagulante.
  • Los anticoagulantes: si se juntan los anticoagulantes con sustancias alcohólicas el resultado es un mayor efecto hipoglucemiante. Es decir, disminuyen los niveles de azúcar en sangre y puede ser peligroso.
  • El metotrexato: al combinarlo con el alcohol puede producir lesiones en el hígado.

¿Se puede beber cerveza y tomar paracetamol?

Existen muchas dudas respecto al tema de juntar alcohol con fármacos, por ello, los farmacéuticos de León nos dan la respuesta a estas cuestiones:

  • ¿Hay alguna bebida alcohólica que provoque más problemas? Los especialistas señalan que no se trata de la bebida, sino del alcohol. Los efectos dependerán de la cantidad ingerida, la graduación de la bebida o el tiempo que se esté bebiendo.
  • ¿Y los antibióticos? Es cierto que no todos los antibióticos interaccionan con el alcohol, pero la mejor precaución es no tomarlos. Entre los síntomas que pueden ocasionar están: presión arterial, molestias gástricas, dolor de cabeza, vómitos o empeorar los efectos adversos de los propios antibióticos
  • ¿Es posible mezclar cerveza o vino con benzodiacepina o paracetamol? Tampoco es aconsejable ya que en el primer caso pueden aparecer náuseas, vómitos o enrojecimiento. Mientras que el paracetamol y el alcohol suponen un daño importante en el hígado.
  • ¿Es malo combinar ibuprofeno y alcohol? “El ibuprofeno y otros analgésicos tomados de forma prolongada pueden dañar el estómago, algo que también puede producir el alcohol”, señalan los farmacéuticos.

Por lo tanto, los expertos subrayan que no hay que mezclar fármacos con ningún tipo de alcohol y recomiendan siempre leer las instrucciones del medicamento por si existen otras contraindicaciones.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar