¿Para qué sirve la sal de frutas? ¿Es efectiva?

sal de frutas para qué sirve

La sal de frutas sirve para calmar molestias gastrointestinales.

La sal de frutas se debe tomar con agua entre 1 y 3 horas después de las comidas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La sal de frutas puede confundir por su nombre, ya que en realidad no sirve para dar sabor a las comidas, sino para calmar molestias gastrointestinales. Es necesario conocer sus usos y no abusar de este producto, que aunque se vende sin receta médica en las farmacias, tiene efectos secundarios y contraindicaciones. En este artículo, los expertos desglosan qué es la sal de frutas y para qué sirve.

"La sal de fruta es un medicamento con acción antiácida y está indicado en el alivio y tratamiento sintomático de la acidez y ardor de estómago en adultos y adolescentes mayores de 12 años", especifica la ficha técnica de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

¿Cuándo tomar sal de frutas?

Según los expertos, se puede tomar sal de frutas en las siguientes situaciones:

"La dosis recomendada es de un sobre o una medida interna del tapón del frasco (5 g de polvo efervescente) disuelta en un vaso de agua cuando se den los síntomas, preferiblemente de 1 a 3 horas después de las comidas", subrayan desde la Aemps, al tiempo que añaden que no deben tomarse más de 2 dosis en un periodo de 24 horas.

Este medicamento logra su efecto porque al entrar en contacto con los ácidos del estómago, estos reaccionan entre sí y la sal tiene un efecto antiácido, capaz de reducir el malestar de estas molestias mencionadas.

¿Quién no puede tomar sal de frutas?

Este producto no está recomendado para todos las personas. De hecho, la Aemps concreta varios grupos que no deben tomarla bajo ninguna circunstancia:

  • Los alérgicos al hidrogenocarbonato de sodio, ácido cítrico anhidro o al carbonato de sodio anhidro. Todos ellos son componentes de la sal de frutas.
  • Las personas con enfermedades del corazón, hígado o riñón.
  • Aquellos que tienen la tensión elevada o hipertensión.
  • Los menores de 12 años.
  • Los pacientes que siguen una dieta baja en sodio.
  • Los pacientes que tomen otros medicamentos como tetraciclinas (para tratar algunas infecciones), anfetaminas (estimulante del sistema nervioso), quinidina (problemas del ritmo cardiaco), carbonato de litio (para tratar algunos problemas psiquiátricos), sales de hierro (utilizadas para tratar deficiencias de hierro) o suplementos de calcio.
  • Por último, las personas que presenten apendicitis o síntomas (náuseas, calambres, dolor abdominal o vómitos).

Asimismo, hay que controlar la cantidad que se consume, ya que los especialistas alertan de que el uso de elevadas dosis durante un largo periodo de tiempo puede "originar alteración del equilibrio ácido-base (alcalosis)". En este mismo sentido, usar esta sal durante más de siete días sin obtener ningún efecto beneficioso, es mejor dejarlo y consultar con el médico.

Efectos adversos de la sal de frutas

Como todos los medicamentos, la sal de frutas también tiene unos efectos adversos que se describen en su prospecto. Tal y como se recoge en dicho documento, se han observado estas manifestaciones:

  • Hinchazón del abdomen
  • Irritación leve del estómago o del intestino
  • Flatulencias (gases)
  • Eructos

En caso de experimentar otro efecto adverso, consulte con su médico o farmacéutico. Además, se recomienda comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano para "proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento".

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar