Posibles causas del ácido fólico bajo y sus consecuencias

ácido fólico bajo causas

Para mantener el ácido fólico en niveles adecuados se aconseja comer lechuga.

Durante el embarazo se necesita una mayor ingesta de ácido fólico

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

El cuerpo, como si de una máquina se tratara, alerta cuando detecta niveles bajos de cualquier vitamina esencial. Por ello, cuando el ácido fólico (también llamado vitamina B9) está bajo hay que conocer cuáles son las causas para poner remedio cuanto antes. En este artículo, los expertos nos detallan cómo solucionar este déficit y dónde puede estar su origen.

"Puede medirse el ácido fólico tanto en la porción líquida de la sangre (suero) como en los hematíes. La cantidad de esta vitamina en los glóbulos rojos mide el nivel presente cuando se originó el glóbulo, hasta cuatro meses atrás", señalan desde la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

"Este nivel no suele verse afectado por la cantidad de ácido fólico en su alimentación en un día determinado, pero el resultado indica la ingesta habitual en su dieta a lo largo de varios meses. Es una forma más exacta de medir el nivel de ácido fólico del cuerpo", añaden.

Causas del ácido fólico bajo

Los especialistas apuntan las siguientes causas del ácido fólico bajo:

  • Una dieta con un consumo de ácido fólico inadecuado. Por ejemplo, una ingesta limitada de alimentos frescos, un alcoholismo crónico o la necesidad a largo plazo de nutrición intravenosa.
  • La absorción inadecuada de ácido fólico por síndromes de malabsorción (como la enfermedad celíaca) o interacciones con medicamentos (anticonvulsivos o anticonceptivos orales).
  • Necesidad de más ácido fólico debido al embarazo, la lactancia, la infancia o el cáncer.
  • Una pérdida incrementada de ácido fólico producido por la hemodiálisis.
  • El uso deficiente de algunos medicamentos.
  • La diálisis renal.
  • El consumo de verduras demasiado cocidas.

Síntomas del ácido fólico bajo

Además, es recomendable que los pacientes conozcan cuáles son las manifestaciones más habituales que indican que puede existir un déficit de esta vitamina.

  • La fatiga e irritabilidad
  • La anemia
  • La palidez
  • Los mareos
  • La lengua roja
  • Los niveles bajos de plaquetas y glóbulos blancos
  • La diarrea

"La deficiencia de ácido fólico puede causar anomalías congénitas graves conocidas como defectos del tubo renal", afirman desde SEMG.

Alimentos para aumentar el ácido fólico

Los médicos enumeran los alimentos que ayudan a acabar con el déficit de la vitamina ocasionado por una dieta inadecuada:

  • Las verduras de hoja verde: lechuga, espinacas, acelgas, col, rúcula, endivia, perejil…
  • Otras verduras que son una gran fuente de ácido fólico son las zanahorias, las calabazas, los puerros o las alcachofas. Siempre hay que cocinarlas al vapor.
  • Asimismo, las legumbres como los garbanzos o las judías.
  • Frutas: melón, plátano, naranja, aguacate…
  • Frutos secos: castañas, cacahuetes, almendras, etc.
  • Frutas: kiwis, papayas, fresas, frambuesas, naranjas…
  • Mariscos y pescados
  • Hígado de pollo, pavo o ternera
  • Los lácteos para mantener unos correctos niveles de calcio.
  • Cereales integrales como los copos de trigo inflados, pero también el centeno.

"Una dieta rica en ácido fólico en la infancia altera los marcadores genéticos de la obesidad, propiciando que se reduzca el riesgo de sufrir obesidad en edad adulta", indican los expertos.

Concretamente, se aconseja la ingesta de entre 100 y 150 miligramos de ácido fólico al día para niños y de entre 180 y 200 miligramos diarios para adultos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar