¿Puede el estrés causar dolor de garganta?

Dolor de garganta

El dolor de garganta es una molestia muy habitual que suele desaparecer sin tratamiento.

Hay un gran número de causas destrás de este trastorno, entre ellas el tabaquismo o las alergias

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

El estrés es un trastorno emocional que puede manifestarse en un sinfín de formas en nuestro cuerpo. Puede provocar contracturas musculares, problemas digestivos, migrañas e, incluso, insomnio. En este artículo de Apoteka te explicamos qué factores influyen en el dolor de garganta y averiguamos si entre ellos también se encuentra el estrés.

El dolor de garganta es una molestia muy habitual que puede implicar síntomas como carraspera o irritación e impedir digerir bien los alimentos. Normalmente, desaparece sin necesidad de tratamiento y sus causas son variables, aunque en la mayoría de los casos se debe a una inflamación de las amígdalas debido a infecciones.

Además, suele estar acompañada de dolor al tragar, garganta seca, tos y ganglios en el cuello. De hecho, a veces, el dolor llega hasta los oídos porque los nervios de la parte posterior de la faringe pasan muy cerca de los nervios del oído.

Hay un gran número de causas por las que puede producirse un dolor de garganta, pero las más comunes se reducen, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en las siguientes:

  • Virus, como los que causan los resfriados o la gripe
  • Bacterias estreptocócicas del grupo A, que causan la llamada faringitis estreptocócica
  • Alergias
  • Tabaquismo o exposición al humo de segunda mano

No obstante, el experto Luis Castejón Fernández añade en una publicación de Elsevier el estrés como otro factor que incide en la voz. En este sentido, detalla que el descanso vocal insuficiente, el estrés laboral o familiar, los estados de debilidad general o los malos hábitos pueden dar lugar a disfonías funcionales, que también implican dolores de garganta, entre otros síntomas:

  • Dolor en la laringe
  • Molestias en el cuello
  • Sensación de cuerpo extraño
  • Sequedad
  • Necesidad de carraspear

Tratar el dolor de garganta por estrés y otras causas

Como señala el mismo artículo, la disfonía es la pérdida del timbre normal de la voz por trastorno funcional o alteración orgánica de la laringe. Además, es la alteración más frecuentemente tratada en las clínicas de logopedia, y los profesores son el colectivo profesional más afectado, además de otros gremios que emplean la voz como herramienta de trabajo, como periodistas, actores, teleoperadores, entrenadores, guías turísticos, abogados, etc.

Para aliviar el dolor de garganta y/o prevenirlo, ya sea por estrés u otras causas, los especialistas compartes estos consejos:

  • Evitar cambios bruscos de temperatura, así como bebidas muy frías o muy calientes
  • No fumar
  • Cubrirse la garganta y la boca, sobre todo, en ambientes fríos
  • Evitar los ambientes poco ventilados
  • Beber agua y líquidos, no muy ácidos, en abundancia
  • Evitar las comidas copiosas y condimentadas los primeros días
  • Realizar inhalaciones con vapor de agua a las que, ocasionalmente, se le pueden añadir esencias de eucalipto o mentol
  • Chupar caramelos de miel, limón o malvavisco
  • No hablar mucho
  • Hacer gárgaras con agua algo salada, con zumo de limón o con un poco de miel
  • Administrar analgésicos (paracetamol) o antiinflamatorios (ibuprofeno)

"Si el dolor no mejora hay que pensar en una infección bacteriana y deberá acudir a su médico para iniciar un estudio para ver la posible causa, para después poner un tratamiento con antibióticos", dicen desde Sanitas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar