Queilitis angular: qué es y cómo tratarla

queilitis angular

La queilitis angular son grietas que aparecen en las comisuras de los labios.

La aparición de la queilitis angular puede deberse a la sequedad de la boca o un déficit de hierro, entre otros

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Tener un cacao o vaselina a mano es imprescindible para muchas personas cuando llega el frío. Es habitual que los labios sufran las consecuencias de las bajas temperaturas y, como consecuencia, en algunas ocasiones aparecen también las boqueras en las comisuras o queilitis angular. En este artículo explicamos de qué se trata esta patología y cómo acabar con ella.

“La queilitis angular es una inflamación aguda o crónica de las comisuras de los labios. Puede ser causada por una infección, daño solar, medicamentos o irritantes, alergias o enfermedades subyacentes”, detalla el odontólogo Bernard J. Hennessy en su artículo ‘Llagas e inflamación en los labios’.

El especialista apunta que sus síntomas son la aparición de edema y dolor en los labios (normalmente en las comisuras) y la manifestación de grietas, fisuras o costras.

Causas de la queilitis angular

Entre las causas que existen de queilitis angular, Hennessy señala las siguientes:

  • Dientes o dentaduras excesivamente desgastadas: de esta forma, no se separan adecuadamente las mandíbulas y se crean pliegues en la piel de las comisuras de la boca, en los que se acumula saliva.
  • Si se tiene cualquier tipo de cándida.
  • Si se presenta un déficit de hierro o deficiencia del complejo vitamina B (especialmente riboflavina, cobalamina).
  • Aumenta el riesgo de tener queilitis angular entre los pacientes con atrofia actínica, que se trata de una patología en la que el daño solar causa mucosa delgada y atrófica con erosiones.
  • Pacientes con queilitis eccematosa (labios rojos y secos generalmente causados por irritantes de contacto o dermatitis atópica) son más propensos a tener queilitis angular.

Tratamiento de la queilitis angular

En cuanto al tratamiento de esta patología, el experto concreta que depende fundamentalmente de cuál sea la causa. Por lo tanto, las soluciones pueden ser:

  • Reemplazar las dentaduras postizas que no encajan de manera adecuada para reducir los pliegues de las comisuras de los labios.
  • Tomar antibióticos y antifúngicos (para evitar el desarrollo de hongos).
  • Ingerir suplementos de hierro o vitamina B.
  • Usar vaselina y otros emolientes para proteger los labios.
  • En caso de que el sol afecte a los labios, puede usarse un protector labial especial con pantalla solar.

Consejos para mejorar la higiene bucal

Mantener una buena higiene bucal es imprescindible para evitar tener la boca seca y otras patologías como la protagonista de este artículo. Desde el Colegio de Farmacéuticos de A Coruña (COFC) aportan varias ideas para mejorar la higiene bucal:

  • Lavarse los dientes como mínimo dos veces al día.
  • Usar colutorios o geles entre cepillados para prolongar la hidratación.
  • En caso de usar dentadura postiza, hay que lavarla meticulosamente varias veces al día y asegurarse de que se ajusta correctamente.
  • Acudir al dentista al menos una o dos veces al año.
  • Asimismo, hay que evitar comidas picantes y ricas en azucar, reducir el picoteo y el consumo de alcohol y la cafeína.
  • Por otro lado, sí que se recomienda masticar alimentos duros (manzanas o zanahorias, por ejemplo) y chicles para mejorar los síntomas.
  • Por último, usar humidificadores en casa ayudará a que se reduzca la sequedad de los labios.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar