Rinitis y sinusitis: ¿cuáles son sus diferencias?

Rinitis y sinusitis

Los niños también pueden sufrir rinitis y sinusitis.

Los expertos aconsejan limpiar las fosas nasales con spray de agua de mar en caso de sinusitis o rinitis

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Tienes exceso de mucosidad? ¿Te duele la garganta? Presta atención porque puede que no tengas un simple catarro. La rinitis y la sinusitis pueden aparecer en cualquier momento y desde la farmacia ofrecen soluciones como sprays para resolver estos problemas.

“La rinitis es la inflamación de las fosas nasales, mientras que la sinusitis es la inflamación de los senos paranasales”, explican desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof). Es importante conocer esta diferenciación, así como sus síntomas particulares de los que hablamos a continuación.

Síntomas de la rinitis y la sinusitis

Desde el Instituto de Otorrinolaringología y Cirugía de Cuello y Cabeza de Madrid (IOM) indican que los síntomas de la rinitis son:

  • Estornudo frecuente
  • Picor de nariz
  • Ojos llorosos
  • Mocos abundantes
  • Congestión nasal

Por otro lado, las manifestaciones de la sinusitis son las siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de olfato
  • Alta sensibilidad en algunas partes del rostro
  • Halitosis (mal aliento)
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Fatiga durante el día

¿Cuándo se debe acudir al médico? Si la rinitis o sinusitis se da en menores de 2 años, en embarazadas o en periodo de lactancia, en pacientes con cardiopatías o en pacientes con asma o EPOC; todos ellos son grupos de riesgo. En esta misma línea, si hay sospecha de infección, rinitis persistente o dolor de senos por sospecha de sinusitis también habrá que visitar un centro médico.

¿Cómo tratar la rinitis y la sinusitis?

Los farmacéuticos apuntan cuáles son los tratamientos de ambas inflamaciones y hacen especial hincapié en que se debe acudir al médico si los síntomas persisten:

  • Realizar lavados nasales tantas veces como sea necesario
  • Para los síntomas oculares debemos usar gafas de sol, lágrimas artificiales y limpiar los ojos adecuadamente
  • Los antihistamínicos orales serán el tratamiento oral de elección para la rinitis. Las nuevas generaciones de estos tratamientos no producen los efectos secundarios comunes de somnolencia y sequedad de boca
  • Los antibióticos no están indicados en rinitis ni sinusitis. La mayoría de las sinusitis son causadas por virus.
  • Los descongestionantes nasales, no deben utilizarse más de 5-7 días para evitar su posible efecto rebote. Hay que consultar al farmacéutico sobre su uso porque están contraindicados en múltiples patologías.

Para los lavados nasales, se recomiendan sprays (que se dispensan sin receta médica) de agua de mar. Están indicados para hidratar y limpiar las fosas nasales y los pueden utilizar tanto niños como adultos. En general, su método de uso es pulverizar de 1 a 3 veces en cada fosa nasal un máximo de 3 ocasiones al día.

 

¿Cómo prevenir la rinitis y la sinusitis?

Por último, los profesionales del Cgcof señalan que es posible prevenir la aparición de la rinitis y la sinusitis, ya que sus causas suelen estar definidas. Por lo tanto, para esquivar estas inflamaciones habrá que:

  • Evitar los principales alérgenos (polen, polvo, hongos) mediante la higiene de la casa, evitar el uso de alfombras y realizar una correcta limpieza de filtros de aire acondicionados. Las alergias son una de las principales causas.
  • Realizar lavados nasales de manera continua
  • Lavarse las manos de forma habitual
  • Evitar cambios bruscos de temperatura, alcohol y tabaco

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar