9 remedios caseros naturales para la dermatitis

Dermatitis remedios caseros

Hervir avena y ponerla en la piel es uno de los remedios caseros para calmar la dermatitis.

Los remedios caseros para la dermatitis son plantas medicinales que aplicadas en la piel alivian el picor

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La dermatitis es una enfermedad inflamatoria de la piel que se caracteriza por el picor intenso, lo que lleva al rascado y a sus lesiones y cicatrices. Generalmente, la más común es la dermatitis atópica. En este artículo los farmacéuticos explican qué remedios caseros disponibles en farmacia son válidos para la dermatitis.

“En el caso de la dermatitis atópica suele aparecer en el primer año de vida, el 38 por ciento se declara en los primeros tres meses de vida”, apunta Virginia Barrau, farmacéutica experta en Dermofarmacia del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

Las personas con dermatitis quieren tratar sus heridas ya no solo por su aspecto físico, sino porque el picor es muy intenso, tanto en la piel como en el cuero cabelludo (dermatitis seborreica).

¿Cómo aliviar la dermatitis?

Los remedios caseros naturales para la dermatitis son en su mayoría plantas medicinales, ya que por sus propiedades ayudan a calmar el molesto picor que genera esta patología. Concretamente, los siguientes 9 podrían ser útiles para ello:

  • Rosa mosqueta: nutre en profundidad la piel y contribuye a hacerla más firme y elástica.
  • Aceite de coco: previene la sequedad y la irritación de la piel y ayuda en el tratamiento de la dermatitis.
  • Manzanilla: la manzanilla romana tiene propiedades calmantes, antiespasmódicas y antipruriginosas (antipicazón), por lo que es perfecta para las personas con dermatitis.
  • Tomillo: al hervir tomillo con un litro de agua se pueden hacer lavados en la piel afectada por la dermatitis. También se puede optar por el aceite de tomillo que cumple la misma función. Además, con su poder antiséptico, protege las heridas de infecciones.
  • Malva: esta planta medicinal sirve para tratar las erupciones cutáneas. Al igual que el tomillo, se pueden comprar hojas secas de malva, hervirlas en agua y aplicarlas con una compresa en la piel dañada entre 15 y 20 minutos.
  • Aceite de ozono: gracias a su poder calmante, minimiza la sensación de picor de la piel.
  • Aloe vera: el gel de aloe vera tiene grandes beneficios calmantes. En este sentido, calma el picor a la vez que hidrata la piel y la renueva.
  • Aceite de almendras dulces se puede aplicar tanto en la piel como en el cuero cabelludo. Es hidratante y ayuda a relajar y desinflamar los tejidos.
  • Avena: por último, la avena es una buena solución natural que se puede usar hirviendo media taza de avena con agua y aplicándola en la piel con compresas. Otra opción es darse un baño en agua con una taza de avena bien molida y disuelta.

Consejos farmacéuticos para la dermatitis

Además de estas opciones naturales para tratar la dermatitis, Barrau indica otros consejos útiles para las personas con dermatitis:

  1. Hidratar de forma adecuada la piel y aplicar emolientes.
  2. En el caso de los niños, para evitar infecciones hay que cortarles las uñas y mantener las manos limpias.
  3. Reducir el contacto con alérgenos como los ácaros y el polvo porque agravan algunas dermatitis como la atópica.
  4. Usar ropa de algodón que permita la transpiración y absorban el sudor.
  5. Evitar ropa de lana, tejidos sintéticos y las etiquetas interiores que pueden generar irritación.
  6. Utilizar protección solar y protegerse de las radiaciones durante todo el año.

En cuanto a los emolientes, la especialista subraya que “no solo hidratan, sino que aportan sustancias reestructuran el manto lipídico, es decir, el manto protector para evitar la evaporación del agua“. En este sentido, apunta que deben ponerse después del baño sobre la piel húmeda y con un suave masaje.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar