Acné conglobata: conoce esta forma rara pero grave de acné

acné conglobata

El acné conglobata puede aparecer en la cara, pero también en espaldas y brazos, entre otros.

El acné conglobata se caracteriza por la aparición de múltiples lesiones y muy inflamadas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Se asocia con la adolescencia, pero el acné es una patología que puede afectar a más edades. Además, dentro del concepto de 'acné' existen muchos subtipos de diferente gravedad. En este artículo nos centramos en una de sus formas más graves, llamada acné conglobata o acné nodular severo.

Desde la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) definen el acné conglobata como una "forma crónica con múltiples lesiones (nódulos de 10 milímetros o más de diámetro), muy inflamatorias, intensamente dolorosas, con formación de abscesos y tendencia a la fistulización con un mal olor característico". Asimismo, la otra forma grave de esta patología es el acné fulminans.

Por su parte, Ramón Grimalt en su artículo 'Acné' publicado por la Asociación Española de Pediatría (Aeped) señala que el acné (sin diferenciar en clases) es una de las patologías más frecuentes en las consultas del dermatólogo, llegando a representar el 25 por ciento de ellas. Como también mencionábamos, la incidencia de esta patología es grande en los adolescentes de entre 13 y 18 años, concretamente, afecta casi al 80 por ciento de ellos.

¿Dónde aparece el acné conglobata?

En cuanto a las zonas de aparición del acné conglobata, la dermatóloga Jonette Elizabeth Keri cita los siguientes lugares en su artículo 'Acné vulgar':

  • Espalda
  • Pecho
  • Brazos
  • Abdomen
  • Cara
  • Glúteos
  • Cuero cabelludo

Causas del acné conglobata

Entre sus causas, esta especialista apunta principalmente a la pubertad, ya que es el momento en el que se estimula la producción de grasas, pero también cita otros factores desencadenantes como:

  • Los cambios hormonales que se producen durante la regla o el embarazo.
  • El uso de cosméticos, lociones, limpiadores e incluso ropa, ya que crean oclusión e impiden a los poros respirar.
  • La alta humedad y la transpiración también tienen una gran relación con la aparición del acné.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que algunos medicamentos (como los corticoides) pueden empeorar esta patología dermatológica y ocasionar erupciones acneiformes.

Tratamiento y cuidado del acné

Los dermatólogos apuntan como una opción para tratar el acné conglobata utilizar la isotretinoina oral y los emolientes. Por ejemplo, el ácido azelaico. No obstante, hay que estar vigilado por un profesional durante este tratamiento, ya que tiene efectos secundarios.

"La isotretinoína es casi siempre eficaz, aunque su utilización es limitada debido a los efectos adversos, como sequedad de la conjuntiva y la mucosa genital, labios agrietados, depresión, elevación de los niveles séricos de los lípidos y malformaciones congénitas", apunta Keri. "La hidratación con agua seguida de la aplicación de vaselina suele aliviar la sequedad cutánea y de las mucosas. Además, el 15 por ciento de los pacientes presenta dolor en las articulaciones (artralgias)", añade.

En cuanto a las cicatrices y marcas que deja el acné, la dermatóloga subraya que se pueden tratar con exfoliantes químicos. Aunque si son muy profundas habría que optar por otros métodos como la descamación con láser o dermoabrasión.

"Las cicatrices más profundas, aisladas, pueden ser resecadas. Las depresiones amplias y superficiales pueden tratarse con subcisión o inyecciones de colágeno. Los rellenos, incluidos el colágeno, el ácido hialurónico y el polimetilmetacrilato, son temporales y deben repetirse periódicamente", concluye.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar