Rosa mosqueta para cicatrices y para acné

rosa mosqueta para cicatrices

El aceite de rosa mosqueta ayuda a reducir las marcas y cicatrices de la piel.

Antes de aplicar las gotas del aceite de rosa mosqueta es necesario limpiar la piel

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La naturaleza es muy sabia y en ella se pueden encontrar numerosas plantas con propiedades medicinales para tratar todo tipo de patologías. En este artículo hablamos de la rosa mosqueta para cicatrices y acné con las recomendaciones de los farmacéuticos.

“El aceite de rosa mosqueta se obtiene de las semillas de los arbustos rosa eglanteria y rosa rubiginosa y del pericarpio del fruto o cascarilla”, explican desde el Colegio de Farmacéuticos de Valencia (Micof). “Se trata de una importante fuente antioxidante con propiedades emolientes y cicatrizantes”, añaden.

El aceite de rosa mosqueta es de origen vegetal y es muy bueno por la gran cantidad de ácidos grasos esenciales (omega 6 y omega 3, entre otros), antioxidantes (como el retinol) y vitaminas (A, C y D) que contiene.

Rosa mosqueta para cicatrices

Concretamente, la rosa mosqueta tiene numerosos usos en cosmética y dermatología. Los expertos señalan que es útil en cicatrices porque:

  • Reduce su profundidad
  • Crea una distribución más uniforme del color
  • Logra que la piel adquiera mayor elasticidad

Para el acné también es recomendable porque evita que se queden las marquitas de los granos. Así que puede aplicarse en el rostro para que disminuya estas cicatrices.

Beneficios de la rosa mosqueta

Es importante conocer cuáles son los beneficios de la rosa mosqueta, que generalmente se usa como aceite. Los expertos mencionan los siguientes efectos en nuestra piel y nuestro organismo:

  • Aporta flexibilidad e hidratación de la piel.
  • Previene el envejecimiento prematuro.
  • Favorece la regeneración de la piel por su efecto reparador.
  • Reduce las manchas (incluso las que aparecen por sobreexposición al sol).
  • Elimina las arrugas y retrasa su aparición.
  • Mejora el sistema inmune.

Gracias a los beneficios de esta planta, se puede utilizar para tratar las estrías durante el embarazo, las quemaduras, las úlceras varicosas o la epitelitis por radioterapia, tal y como apuntan desde Micof.

Por otro lado, es capaz de aliviar la artritis y la osteoporosis; y previene el colesterol y la diabetes. Al mismo tiempo, estimula la circulación y calma la sensación de piernas cansadas y previene la aparición de varices.

¿Cómo usar la rosa mosqueta?

Aplicar el aceite de rosa mosqueta tiene que ser una práctica diaria para conseguir el efecto deseado. Según los farmacéuticos, los pasos son:

  1. Limpiar la piel con jabón neutro y agua.
  2. Aplicar unas gotas del aceite de rosa mosqueta en la zona a tratar.
  3. Masajear de forma circular durante 2 o 3 minutos.
  4. Colocarse este producto por la noche porque es fotosensible y si se pone por las mañanas, el sol puede provocar manchas.

Otra forma de usarlo es echar unas gotas de aceite en la crema diaria (nocturna) o en el contorno de ojos, de esta forma se mezcla sin perder su efecto.

En este sentido, este aceite vegetal se puede usar aunque la piel esté irritada o descamada, así como después de tratamientos médicos (láser, liftings, peelings…), durante el embarazo y en pieles sensibles y atópicas.

En farmacia venden tanto aceite de rosa mosqueta como geles, complementos alimenticios, bálsamos, geles de baño y cremas que contienen esta planta.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar