Descubre las claves para cuidar la piel en el embarazo y evitar estrías

Una embarazada se aplica crema delante del espejo
Existen productos para la piel que no se deben utilizar durante el embarazo

Las cremas antiestrías, imprescindibles en el cuidado de la piel de las embarazadas

Sonia Navarro
Se lee en 3 minutos

El embarazo es un periodo lleno de cambios para las futuras mamás. En las 40 semanas de gestación, las embarazadas ven cómo su cuerpo vive diferentes transformaciones que también se perciben en los cambios que se producen en la piel. 

Por ese motivo, es importante llevar a cabo una serie de cuidados durante el embarazo para mejorar la calidad de la piel y reducir la posibilidad de que aparezcan manchas o estrías en la dermis. La dermatóloga de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Elena de las Heras, explica que “los cambios hormonales” son los responsables de las variaciones que se producen en la piel. Aunque en la mayoría de los casos son reversibles tras el parto, recalca que “hay que prestarles especial atención”. 

De las Heras destaca que durante la gestación son imprescindibles ciertos productos en la rutina de cuidado de toda embarazada. Concretamente, desde las oficinas de farmacia recomiendan el uso de estos:

  • Cremas antiestrías.  Especialmente indicadas para las embarazadas por las transformaciones que vive su piel. Estas deberán aplicarse diariamente en la zona del abdomen a partir del cuarto mes de embarazo. 
  • Protector solar de factor 50. Su uso debe ser diario para proteger la piel de la radiación solar y evitar la aparición de manchas
  • Lociones y cremas hidratantes. Mantener la piel hidratada es fundamental, más si cabe durante el embarazo. Por ese motivo, desde la farmacia recomiendan utilizar lociones o cremas que aporten una dosis extra de hidratación. También insisten en que se puede optar por los aceites de masaje.
  • Geles y jabones respetuosos con la piel. Desde la oficina de farmacia recuerdan que el embarazo es un momento en el que la piel es más sensible, por lo que utilizar geles y jabones sin agentes irritantes es la mejor opción para evitar posibles irritaciones o molestias.

Cambios en la piel de las embarazadas

Estos productos servirán para hacer frente a los cambios que, según recoge la dermatóloga, son los siguientes: 

  • Estrías. “La causa no está clara y parece que los genes individuales juegan un papel importante”, explica la especialista que mantiene que, por otra parte, no hay una relación definida entre el grado de formación de estrías y el aumento de tamaño del cuerpo durante la gestación.
  • Manchas oscuras en la cara. Suelen aparecer en la frente,  en las mejillas, en el labio superior y en la barbilla. Hay tres factores que provocan su aparición: las hormonas (estrógenos y progesterona), la genética y la luz solar.  La única forma de minimizar estas manchas es usar un buen filtro solar alto que nos permita disfrutar del sol, pero con seguridad”, puntualiza Elena de las Heras
  • Aumento de tamaño de lunares o aparición de queratosis seborreicas. Tanto los nevus o lunares intradérmicos como las seborreicas son lesiones benignas, explica la dermatóloga. Además, señala que tras el parto los lunares vuelven a su tamaño normal, las queratosis seborreicas permanecen, pero se pueden eliminar mediante crioterapia por motivo estético, siempre en la consulta dermatólogo. Las embarazadas que ya estuvieran haciendo seguimiento de sus lunares (por ser múltiples o atípicos) deben mantener controles de sus lunares con el dermatólogo.
  • Empeoramiento de patologías previas. Las embarazadas que padecen acné o rosácea pueden ver como estas empeoran durante los 9 meses de gestación

Productos que no deben usar las embarazadas

Por último, Elena de las Heras recuerda que durante el tiempo que se esté embarazada no se deben utilizar los retinoides tópicos o los derivados de la vitamina A. Por ese motivo, explica que antes de aplicarse cualquier tipo de crema lo más recomendable es consultar con el farmacéutico, el dermatólogo o el ginecólogo. 

Además, en el caso de las manchas (cloasmas) que aparecen durante el embarazo, la dermatóloga explica que suelen desaparecer “por sí solas” una vez que se ha dado luz.

En el caso de que no sea así, recomienda utilizar cremas de venta en farmacia que sean despigmentantes o hipopigmentantes; pero como indica “esto siempre deberá ser bajo supervisión de un dermatólogo”. Este será el encargado de indicar “cuál es el tipo de crema o producto más adecuado para utilizar en cada caso”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar