¿Cuáles son los efectos secundarios de la insulina?

efectos secundarios insulina

Los diabéticos deben controlarse los niveles de azúcar en sangre varias veces al día.

La hipoglucemia y la hiperglucemia pueden aparecer si se inyecta una cantidad de insulina inadecuada

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Como si de un salvavidas se tratara, la insulina permite a los diabéticos sobrevivir gracias al chute de esta hormona que ayuda a mover el azúcar de la sangre a los tejidos del cuerpo. No obstante, hay que tener cuidado con su uso, puesto que la insulina también tiene efectos secundarios.

Para empezar, hay que entender qué es la diabetes mellitus y es que esta patología “comprende un grupo de enfermedades metabólicas caracterizadas por hiperglucemia, y aparece como consecuencia de defectos en la secreción y/o acción de la insulina”, tal y como explican desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof). “La hiperglucemia crónica se asocia con lesiones a largo plazo en diversos órganos, particularmente ojos, riñón, nervios, vasos sanguíneos y corazón”, añaden estos expertos.

Tipos de insulina

Para tratar la diabetes tipo 1 se necesita la insulina, puesto que el cuerpo de los pacientes no fabrica la suficiente y presenta un déficit de esta hormona. De hecho, es el único tratamiento para aquellos que tienen esta enfermedad.

Según los especialistas, lo habitual es que los diabéticos se administren:

  • Una o dos dosis de insulina lenta para “suministrar una cantidad de insulina basal”.
  • Por otro lado, las dosis de insulina rápida se administran tantas veces como ingestas de comida haga el paciente. Estas sirven para controlar los niveles de glucemia postingesta.

“Para el correcto ajuste de la dosis de insulina es necesario medir la glucemia (ayunas, antes de comer, de cenar y al acostarse)”, subrayan desde el Cgcof. Concretamente, el tratamiento para estos pacientes suele ser de 4 dosis de insulina (1 lenta y 3 rápidas).

Efectos secundarios de la insulina

La insulina inyectable puede tener efectos adversos en algunas personas, los expertos apuntan los siguientes:

  • Rojez, hinchazón o dolor en el lugar donde se ha inyectado la insulina.
  • Erupción por todo el cuerpo
  • Bajada de tensión
  • Dificultad para respirar
  • Fuertes palpitaciones
  • Respiración silbante
  • Sudor
  • Piel más gruesa o una especie de hoyo donde se ponen las inyecciones.

Si se experimenta cualquiera de esos efectos secundarios de la insulina, lo mejor es contactar con el médico para notificarlo.

Problemas que se dan con la diabetes

Por otro lado, el manejo y control de las dosis de insulina permitirá que no se produzcan problemas derivados de la enfermedad de la diabetes. Se trata de estas dos patologías:

  • Hipoglucemia: se produce cuando el azúcar en la sangre no es suficiente. Puede ocurrir si el paciente se ha puesto demasiada insulina, se ha saltado una comida, ha hecho ejercicio rápidamente tras la comida o si tiene diarrea o vómitos. El consumo de alcohol y de otros medicamentos también pueden afectar a los niveles de azúcar. Los síntomas de la hipoglucemia suelen ser temblores, dolores de cabeza o palpitaciones, entre otros.
  • Hiperglucemia y cetoacidosis diabética: al contrario que la patología anterior, esta se refiere al exceso de azúcar en la sangre como consecuencia de una insuficiente insulina. Se puede dar cuando el diabético se pone menos insulina de la que necesita, come más de lo que debe o tiene fiebre. La hiperglucemia puede desencadenar cetoacidosis diabética y sus primeros síntomas son la somnolencia, falta de apetito, sed o enrojecimiento facial.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar