¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de la columna vertebral?

columna vertebral artrosis

El principal síntoma de la artrosis de la columna vertebral es el dolor.

El sobrepeso y la obesidad influyen en la aparición de la artrosis de la columna vertebral

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La artrosis está considerada la enfermedad reumática más frecuente. Tal y como señalan desde la Sociedad Gallega de Cirugía Ortopédica y Traumatología (Sogacot) se trata de una alteración del cartílago, que es "la superficie lisa por la que se deslizan los huesos de las articulaciones". En este artículo, los expertos van a abordar la artrosis de la columna vertebral también llamada artrosis lumbar.

"En el caso de la artrosis lumbar, la enfermedad afecta a las articulaciones de la columna vertebral lumbar, que es la zona que va más o menos desde la cintura a la zona superior de las nalgas", afirman desde Sogacot. "Además, se suele acompañar de una pérdida de masa muscular en esa zona de la espalda, a esta afectación la llamamos atrofia muscular", añaden.

En cuanto a su aparición, a pesar de haberse descrito casos de artrosis de la columna vertebral en pacientes jóvenes, suele comenzar en la madurez de la vida. No obstante, no se relaciona exclusivamente con el envejecimiento ni tiene un componente hereditario, en esta artrosis concreta. Sin embargo, sí que es más común en mujeres que en hombres.

Síntomas de artrosis de la columna vertebral

Los profesionales señalan los siguientes síntomas y signos en las personas que presentan artrosis de la columna vertebral:

  • Dolor de intensidad variable que raramente aparece cuando se está en reposo. "Empiezan las molestias cuando se inicia el movimiento y desaparece al hacer ejercicio. Sin embargo, si se lleva mucho tiempo haciendo ejercicio, el dolor vuelve de nuevo", concretan los médicos.
  • ¿Dónde se localiza el dolor? Generalmente, en la propia columna lumbar, pero el dolor también irradia a zonas próximas y llega hasta las nalgas y en la cara posterolateral del muslo.
  • Otro de los síntomas son los ruidos articulares como al moverse o la limitación en la realización de algunos movimientos tras llevar un rato en reposo. Por ello, hacer ejercicio y gimnasia contribuyen a mejorar esta patología y permiten hacer ejercicios más amplios.
  • El dolor comienza siendo ocasional, aunque después puede ser más constante. Las épocas de más dolor es cuando cambia el tiempo y cuando hay modificaciones de la presión atmosférica.

Consejos para tratar la artrosis lumbar

Desde Socagot aportan una serie de recomendaciones para tratar esta dolencia:

  • Perder peso en caso de tener sobrepeso u obesidad.
  • Evitar el estrés y mantener una vida tranquila.
  • Al toser, reafirmar la espalda contra la pared.
  • Hacer gimnasia de mantenimiento de la zona.
  • Es mejor no dormir en el sofá, ni siquiera siestas.
  • No fumar, porque propicia la tos y aumenta el dolor de espalda.
  • Tumbarse en el suelo boca arriba y descansar las piernas en una silla (postura en cuatro).
  • No estar mucho rato parado de pie.
  • No se aconseja usar calzado con suela de plataforma.
  • Evitar cargar pesos de más de 10 kilos.

Los especialistas apuntan que no hay que confundir la artritis en la columna lumbar con la artrosis. "La artrosis es degenerativa y la artritis es inflamatoria. Esta última, al contrario que la artrosis, duele característicamente más en reposo, pudiendo llegar a despertarle por la noche", indican.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar