Cuero cabelludo dolorido: causas más comunes

cuero cabelludo dolorido

El cuero cabelludo dolorido es un síntoma que suele ir acompañado de descamación.

Existen champús y lociones especiales de farmacia para combatir el dolor del cuero cabelludo

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Si tienes el cuero cabelludo dolorido, deberían saltarte las alarmas. El origen de esta molestia puede ser diverso y lo más probable es que sea un síntoma de alguna patología. En este artículo, los expertos mencionan las causas más comunes y citan varias soluciones para acabar con el cuero cabelludo dolorido.

Además, este síntoma suele ir acompañado como caída del cabello, sequedad o dolor de cabeza.

Causas del dolor de cuero cabelludo

Los farmacéuticos señalan varias razones por las que una persona puede tener el cuero cabelludo dolorido. Concretamente, citan:

  • Dermatitis seborreica: se trata de una alteración de la piel muy común que provoca que se formen eritemas o rojeces y escamas en la piel. “La dermatitis seborreica es habitual en el cuero cabelludo”, señala Tomás Muret, vocal nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).
  • Liquen plano capilar: es un tipo de alopecia con descamaciones difusas y picazón que genera pérdida de pelo. Uno de sus síntomas también es el dolor en el cuero cabelludo porque los folículos pilosos están dañados, así lo indican desde la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac).
  • Psoriasis: por otro lado, la psoriasis es una enfermedad de la piel que suele ser hereditaria. “El síntoma más típico es un excesivo grosor y dureza de la piel en ciertas zonas, que produce la aparición de unas manchas blancas o plateadas”, explican desde el Colegio de Farmacéuticos de las Islas Baleares (Cofib). “Estas manchas pueden picar y desprenden a veces unas escamas blancas cuando se frotan”, añaden.
  • Lupus: el lupus eritematoso cutáneo afecta a la piel y puede manifestarse con erupciones cutáneas, tal y como apuntan desde el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza (Cofz).
  • Tiña: la última causa que mencionan los expertos es la tiña. Se manifiesta sobre todo en niños con lesiones descamativas. “En la zona afectada, el cabello se vuelve más frágil, se rompe fácilmente, e incluso disminuye su crecimiento provocando así alopecia en la lesión. Cuando las lesiones se han curado, el pelo vuelve a crecer con normalidad”, indica la farmacéutica Leire Azcona en su artículo ‘Dermatomicosis comunes en verano. Identificación y tratamiento’.

Soluciones para el cuero cabelludo dolorido

Los farmacéuticos subrayan que este dolor del cuero cabelludo y el resto de síntomas se pueden aliviar e incluso desaparecer. Aquí van unos consejos de los expertos:

  • Lavar el cuero cabelludo y el cabello cada dos o tres días con champús que contengan sulfuro de selenio, piritiona de zinc o dipiritiona de magnesio. Hay que esperar entre 5 y 10 minutos antes de aclararlo.
  • También se pueden utilizar productos con activos que reequilibran el microbioma de la piel y espacian la aparición de los brotes.
  • Combinar con champús queratolíticos que ayudan a despegar las escamas de la piel. Los más empleados en esta categoría son el ácido acetilsalicílico, la urea o los alfa hidroxiácidos.
  • Eliminar los productos para el cabello que contengan alcohol.
  • Evitar rascarnos en la zona afectada por el daño que ocasionamos en la piel y por el aumento del riesgo de una posible infección.
  • Secar el pelo al aire libre y sin frotar una toalla. Esto es porque el aire caliente del secador reseca la fibra capilar y la piel ya está muy sensible como para hacerla sufrir más.
  • No compartir peines, toallas ni otros elementos para el cabello.
  • Por último, hacer masajes en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos para mejorar la circulación y nutrir las papilas dérmicas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar