Tipos de alopecia y productos de farmacia

Alopecia

La alopecia se suele producir por cicatrices que impiden el crecimiento del folículo piloso.

La alopecia androgénica es la más común y afecta al 50% de los hombres mayores de cincuenta años

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Nace, crece y muere. Así es el ciclo del pelo, como si de un ser vivo se tratara. Según los expertos, cada día perdemos 100 cabellos, pero ello no es un problema, es un proceso totalmente natural. Mientras los ciclos se repitan y la densidad capilar no disminuya no hay de qué preocuparse. Sin embargo, si sentimos una pérdida anormal de cabello puede que tengamos alopecia. En este artículo, los farmacéuticos explican qué es esta patología y cómo tratarla.

“La alopecia generalmente se produce por cicatrices que impiden el crecimiento del folículo piloso o por miniaturización de los folículos pilosos”, explica Tomás Muret, vocal nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Farmacéuticos. “La miniaturización es un fenómeno que afecta al pelo en cada uno de los ciclos de crecimiento. De esta forma, el pelo se vuelve más delgado, más corto, más frágil y más débil. Si esto ocurre durante muchos ciclos se produce la alopecia”, añade.

El experto también señala que la alopecia puede darse de manera general o localizada y puede ser temporal o definitiva.

Tipos de alopecia

Entre los diferentes tipos de alopecia, Muret destaca los siguientes:

  • La alopecia androgenica: es la que afecta al 50 por ciento de los hombres de cincuenta años. Se produce porque el folículo piloso tiene grasa depositada por los andrógenos (testosterona) y se impide su alimentación.
  • La alopecia areata: se presenta en placas redondeadas u ovaladas de tamaño variable que se localizan tanto en el cuero cabelludo como en la barba.
  • La alopecia traumática: se produce por traumatismos físicos como tracción, presión o tricotilomanía.
  • Frontal fibrosante: tiene la particularidad de que la alopecia se da en la zona de la diadema, retrasando la zona de inicio del cabello.
  • Efluvio telógeno: es una forma de alopecia temporal, se produce por factores hormonales o de estrés, como se ha observado en pacientes que han pasado el Covid.

Productos de farmacia para la alopecia

En la farmacia comunitaria se pueden encontrar diferentes tratamientos para la alopecia que no requieren de una receta médica. Generalmente, están destinados para combatir la alopecia leve o acompañar a tratamientos farmacológicos en alopecia moderada. Los artículos que hay en las boticas son:

  • Champús
  • Lociones
  • Ampollas
  • Sprays

Gracias a ellos, el pelo logra lucir más sano porque fortalecen la raíz, previenen la caída y estimulan el crecimiento del cabello. Algunos actúan de forma específica en la reducción de la grasa en los folículos. Lo mejor es conocer qué tipo de alopecia se tiene para acertar con el tratamiento.

Además, Muret concreta que también hay complementos alimenticios que contienen “aminoácidos, vitaminas y minerales que se relacionan con el desarrollo capilar”. En este sentido son muy útiles el sabal, la levadura de cerveza, la biotina, el zinc y la vitamina B6.

No obstante, el farmacéutico apunta que la alopecia moderada y grave debe ser diagnosticada y tratada por un dermatólogo o tricólogo, profesionales que pueden prescribir medicamentos para la alopecia. Asimismo, existen otros tratamientos para combatir esta patología como trasplantes capilares, láser de baja potencia, plasma rico en plaquetas o mesoterapia capilar, entre otros.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar