Capilar, Cosmética,

Alopecia por estrés: cómo tratarla desde la farmacia

Para tratar este problema, en la Farmacia disponen de champús, vitaminas y otros productos.

La caída del cabello suele ocurrir tres meses después del evento estresante

Andrea Pérez
Se lee en 2 minutos

La alopecia por estrés es uno de los problemas que más se encuentran los profesionales dermatólogos y farmacéuticos. Según señala la Academia Española de Dermatología y Venereología (Aedv), la alopecia no es “sinónimo de caída de cabello”, puesto que es natural que se caiga y se renueve. Sin embargo, cuando este ciclo “se altera, no se recupera el cabello perdido o nace con un menor grosor o tamaño” sí que estaríamos ante un caso de alopecia.

Desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña (Cofc) explican que la alopecia por estrés se produce debido a un “estímulo estresante físico o emocional”. “Esto produce que muchos de nuestros folículos entren en fase telógena (fase de caída) y suele ocurrir tres meses después del evento estresante”, afirma Blanca González, vocal de Dermofarmacia de Cofc.

No obstante, este tipo de caída tiene “buen pronóstico” y se resuelve a los meses, ya que la raíz no se ve alterada y el cabello volverá a crecer. Entre los productos que se pueden encontrar en farmacia y que son útiles para frenar esta caída están:

  • Champús, acondicionadores y cremas nutritivas
  • Complementos orales y nutricosméticos

Champús, acondicionadores y cremas nutritivas

Es importante utilizar champú ya que, aunque no frena la caída capilar, ayuda con otros síntomas. “El cuero cabelludo en situaciones de estrés suele estar sensibilizado y los pacientes refieren picor”, concreta la farmacéutica. “Recomendaremos productos según las necesidades del cuero cabelludo (graso, seco, descamado..) y, sobre todo, calmantes y desensibilizantes”, señala.

En esta misma línea, los acondicionadores y las cremas nutritivas mejoran el estado de la fibra capilar, su resistencia y su grosor. “Gracias a estos productos, el paciente notará más densidad y se evitará la rotura del pelo que se sumaría a la pérdida del cabello”, añade la experta.

Complementos orales y nutricosméticos

Asimismo, desde Cofc destacan el consumo de complementos orales y nutricosméticos para reducir el estrés y evitar la caída capilar. A continuación indican algunos ejemplos:

  • La pasiflora para disminuir el estrés y la ansiedad
  • Los complementos con melatonina para regular los ciclos capilares y del sueño
  • Las vitaminas del grupo B porque son “imprescindibles” para la nutrición del folículo
  • El zinc, el selenio y el hierro, ya que sus niveles bajos predisponen a la caída capilar.
  • Los ácidos grasos Omega 3 disminuyen la inflamación del folículo garantizando una buena irrigación de los mismos.

“Los complementos con vitaminas y minerales favorecen la fase de crecimiento y aportan los nutrientes para que el folículo regenere el cabello”, especifica la farmacéutica González. “Aunque no se presente un déficit nutricional , sí pueden estar muy disminuidos ciertos elementos que sin ser patológicos, sí afectan a la caída capilar“, añade.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar