Pros y contras de la dieta keto que debes conocer antes de realizarla

pros-y-contras-dieta-keto

En la farmacia se pueden encontrar distintos productos para la dieta keto

La dieta keto busca reducir los niveles de carbohidratos al máximo para producir cetosis en el cuerpo

Sonia Navarro
Se lee en 4 minutos

La dieta keto o cetogénica ha ganado muchos adeptos en los últimos años. Los famosos que la han puesto en práctica, como el jugador de baloncesto Lebron James o la actriz Halle Berry, han elevado su fama a niveles mundiales. Este tipo de dieta basa su esencia en la restricción de todos los carbohidratos de la dieta, por lo que en la farmacia se pueden encontrar aquellos suplementos que ayuden a llevarla de una manera correcta.

Desde la botica explican que este tipo de dieta debe ser realizada bajo la supervisión de un nutricionista ya que puede causar problemas de salud a largo plazo. Para aquellos que tengan un seguimiento profesional y quieran ponerla en práctica, existen una serie de productos de venta en farmacia para complementarla.

  • Suplementos vitamínicos. La farmacia tiene disponibles distintos suplementos que complementan este tipo de dieta. Desde estas oficinas recomiendan aquellos que tengan en su composición vitaminas como la E o la C, porque ayudan a frenar el proceso de oxidación celular. Estos productos están disponibles en formato jarabe o en formato cápsulas. Deben tomarse de una a dos veces al día, siempre según lo que indique su prospecto o según la indicación del farmacéutico.
  • Bloqueadores de carbohidratos. Aunque en esta dieta se restringe el consumo de carbohidratos, algunos nutricionistas pueden recomendar tomar ‘captadores de hidratos’ para ayudar a que su efecto sea más alto. Estos productos cumplen la función de bloquear la absorción de los carbohidratos y suelen presentarse en formato cápsula. El consumo será de una a dos veces por día, según se establezca en el prospecto o indique el farmacéutico.

¿Qué es la dieta keto?

Para conocer exactamente qué es la dieta keto, la nutricionista María Sánchez Izquierdo, explica que esta es un tipo de dieta que emula al ayuno. Su objetivo consiste basar la alimentación en las grasas, moderar el consumo de proteínas y disminuir el consumo de carbohidratos.

De esta forma, afirma que el cuerpo entrará en un estado de cetosis, en el que comenzará a producir moléculas llamadas cetonas que se forman en el hígado a partir de las grasas cuando no hay carbohidratos disponibles en el organismo. “En este momento el cuerpo se vuelve muy eficaz y disminuye la glucosa, disminuyendo también la insulina y es entonces cuando comenzamos a hacer lipólisis (a liberar grasa)”, explica.

La ‘necesidad’ de este tipo de dieta viene de las grandes cantidades de carbohidratos que se consumen actualmente. Estos “se terminan descomponiendo con la digestión en grandes cantidades de glucosa, que se eleva en la sangre”, detalla la nutricionista.

¿Quién puede hacer la dieta keto?

Para poder en práctica esta dieta, Sánchez Izquierdo apunta a que cualquier persona que no tenga problemas de salud puede realizarla, eso sí, siempre bajo supervisión de un profesional en Nutrición y Dietética. Además, recalca que esta dieta es eficaz para aumentar el rendimiento tanto físico como mental y reducir el peso e incluso corregir la diabetes tipo 2, controlar la epilepsia y los trastornos neuronales.

Sin embargo, existen grupos de población que bajo ningún concepto deberían poner en práctica esta dieta. La nutricionista señala que tanto las personas que padezcan diabetes tipo 1 como las mujeres que se encuentren en periodo de lactancia no deben seguir la dieta keto.

Peligros de la dieta keto

En cuanto a los peligros asociados a la dieta keto, la nutricionista reitera que la “cetosis no es un estado que deba mantenerse durante mucho tiempo”. Aconseja que se ponga en práctica por temporadas con el objetivo de “limpiar y desintoxicar el cuerpo”.

También mantiene que esta dieta tiene que contar con una revisión profesional muy rigurosa, además de partir de un estudio previo del paciente. Llevando a cabo esta práctica se evitará que el organismo tenga déficit de algún nutriente. Una parte muy importante porque, como indica la especialista, llevar a cabo esta dieta sin supervisión puede ocasionar “problemas en los riñones derivados del alto consumo de alimentos ricos en grasa y proteínas”.

Por último, explica que otros de los factores que se ven alterados con esta dieta es el transito intestinal. Al ser una dieta muy baja en fibra se pueden producir “alteraciones digestivas” que pueden llevar a padecer estreñimiento o problemas intestinales. Por ese motivo, recalca la necesidad de contar con el asesoramiento de un profesional en Nutrición para evitar poner en peligro la salud.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar