¿Qué es la tintura de propóleo y para qué se utiliza?

tintura de propoleo

El propóleo es un producto que las abejas recolectan de las secreciones y resinas.

El propóleo o própolis está formado en un 30-40 por ciento por cera de abejas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Has oído hablar alguna vez de la tintura de propóleo? El propóleo es un producto apícola y la tintura es un método de extracción de los principios activos de una planta. En este artículo, los farmacéuticos explican qué es el propóleo o própolis y cuándo es recomendable tomarlo.

“El propóleo es un producto apícola que las abejas recolectan de las secreciones y resinas que cubren las yemas de diferentes especies vegetales. Entre estos vegetales están el álamo, el castaño, el sauce, el roble o el abedul”, señala Jon Ruiz Golvano, vocal de Plantas Medicinales del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria (Cof Cantabria).

¿De qué se compone la tintura de propóleo?

Según indica el experto, la composición química del propóleo es “bastante compleja y depende de la fuente vegetal de origen“. De manera general, se detalla que los compuestos suelen ser:

  • Entre un 50 y un 55 por ciento de resinas y bálsamos.
  • Entre un 30 y un 40 por ciento de cera de abejas.
  • Entre un 5 y un 10 por ciento de aceites esenciales o volátiles.
  • Un 5 por ciento de polen.
  • Un 5 por ciento de material diverso orgánico y mineral.

“Junto a estos, se han identificado más de 160 compuestos de los cuales el 50 por ciento son compuestos fenólicos. Los principales fenoles identificados son flavonoides”, añade Ruiz.

¿Cuándo tomar propóleo?

Desde el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla apuntan que el propóleo se recomienda para las siguientes patologías:

  • Procesos de infecciones del tracto respiratorio (resfriado, gripe, tos…).
  • Infecciones en las vías urinarias.

“En patología de garganta, empezaremos a utilizarlos cuando notemos los primeros síntomas, ya que de esta forma frenaremos a las bacterias o los virus responsables de la irritación y el dolor, así como la inflamación provocada”, afirman los expertos. Por lo tanto, es aconsejable para los resfriados de otoño e invierno.

En cuanto a sus propiedades, tiene un gran poder antioxidante que también proporciona actividad antienvejecimiento en la dermis. En esta misma línea, su acción antiséptica es la que permite combatir las infecciones y su acción antiinflamatoria hace que sea útil en las patologías respiratorias.

Respecto a la dosis recomendada, Ruiz concreta que no debe superar los 5 miligramos (mg) expresados en materia seca por cada kilogramo de peso corporal. Además, se puede administrar a niños a partir de 3 años, pero habrá que adaptar la posología según su peso y edad.

Productos con propóleo en farmacia

Además de la tintura de propóleo, las farmacias tienen otros productos con este compuesto como espráis, cápsulas, comprimidos masticables o ampollas bebibles. No importa el formato en que se tome, ya que sus propiedades siguen siendo las mismas.

En este mismo sentido, los farmacéuticos concretan que se puede encontrar própolis asociado a diferentes plantas como la equinácea, el tomillo o la malva, pero también esencias como el eucalipto o mentol. Mientras que para combatir las infecciones urinarias lo se asocia con plantas como el arándano americano.

Por último, las personas que tengan alergia a la picadura de las abejas no deben tomar propóleo puesto que puede también desencadenar efectos secundarios similares a dicha alergia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar