Recomendaciones de dieta para colon irritable

dieta colon irritable

Algunos expertos recomiendan prescindir de la lactosa en una dieta para colon irritable.

La dieta de colon irritable varía si el paciente tiene diarrea, estreñimiento o dolor abdominal

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

En patologías digestivas seguir una dieta equilibrada y comer productos adecuados es esencial para reducir la sintomatología. En este artículo, los profesionales especifican qué no debe faltar en una dieta para el colon irritable o Síndrome del Intestino Irritado (SII).

“El síndrome del intestino irritable es un trastorno funcional digestivo que se define clínicamente por la asociación de malestar o dolor abdominal y alteraciones en el hábito deposicional (en número o en consistencia) sin causa orgánica conocida”, explican desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

Concretamente, se calcula que el 10 por ciento de la población occidental sufre esta patología, que es más común en mujeres que en hombres. Además, suele aparecer por primera vez antes de los 35, la incidencia máxima en individuos está en las edades de 20 a 39 años. En este sentido, los expertos apuntan que es más frecuente el colon irritable en pacientes que tienen otras patologías digestivas como dispepsia, dismenorrea; o enfermedades psiquiátricas como bulimia, depresión y esquizofrenia.

Alimentos que no hay que tomar con colon irritable

Desde la Asociación Española de Gastroenterología, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria y el Centro Cochrane Iberoamericano han elaborado la ‘Guía de práctica clínica‘ de esta patología y detallan que aunque “ningún tratamiento es definitivo” sí que existen los que están orientados a prevenir crisis sintomáticas.

En esta misma línea, hay alimentos que suelen desencadenar síntomas en algunos pacientes y es conveniente eliminarlos de la dieta y son:

  • El gluten (el trigo)
  • La lactosa
  • Los huevos
  • La cafeína
  • Los frutos secos
  • Las grasas
  • El alcohol

No obstante, estos especialistas recomiendan que antes de cambiar la dieta se escriba un diario de las comidas que parecen causar molestias. “Si los productos lácteos parece que empeoran sus síntomas, se puede intentar comer menos de estos productos. Pero hay que tener cuidado, porque estos productos son una importante fuente de calcio y otros nutrientes, por lo que habría que conseguirlos con otros alimentos o con suplementos“, afirman.

Por otro lado, una dieta rica en fibra (cereales, semillas, verduras y frutas) suele reducir los síntomas del colon irritable, sobre todo si se tiene estreñimiento. Sin embargo, puede no ser bueno si se tiene diarrea. “Las dietas con altos contenidos de fibra ayudan al colon a mantenerse relajado, lo que puede ayudar a evitar espasmos”, subrayan.

Dieta según los síntomas del colon irritable

Como existen diferentes síntomas predominantes en el colon irritable, los profesionales del Cgcof indican sus recomendaciones dietéticas con estas distinciones:

  • Si se tiene dolor abdominal: lo mejor es optar por una dieta pobre en grasas y rica en proteínas.
  • Predomina el estreñimiento: en ese caso, hay que optar por realizar ejercicio físico de intensidad moderada y una dieta rica en fibra. “La dieta sin gluten o la dieta Fodmap no mejora el estreñimiento”, especifican.
  • Si hay diarrea, es conveniente suprimir el consumo de lácteos de forma temporal.

Por último, los expertos aconsejan beber de seis a ocho vasos de agua, sobre todo si se tiene diarrea porque es necesaria una hidratación extra. En esta línea, las comidas copiosas causarán dolores y diarreas.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar