Verano, mar y picaduras de medusa: qué hacer y cómo tratarlas

medusas

Aunque las medusas estén muertas, sus tentáculos pueden seguir activos y producir picaduras.

Existen geles calmantes para las picaduras de medusas que se pueden adquirir en farmacia

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Los hay que entran al mar sin ningún miedo y tirándose de cabeza. Otros van poco a poco, remojándose diferentes partes del cuerpo para acostumbrarse a la temperatura. Sea como sea, ninguno de ellos se librará de una picadura de medusa. En este artículo contamos qué se debe hacer en caso de que este animal marino nos arruine un día de playa y qué tipo de productos se pueden adquirir en farmacias para aliviar este picor.

Desde el Ministerio de Sanidad alertan de que en los últimos veranos son más las poblaciones de medusas que llegan a nuestras costas, sobre todo al mar Mediterráneo, arrastradas por corrientes marinas. Estos animales tienen células urticantes, cuyo contenido liberan para defenderse de peligros o capturar presas. “En el caso del ser humano, la mayoría de los incidentes ocurren por contacto accidental con las medusas durante el baño, al ser pisadas o manipuladas”, señalan fuentes de Sanidad.

Las picaduras no suelen ser graves, pero sí que se caracterizan por dolor y picor en la zona que puede ir acompañado de enrojecimiento e inflamación. Especialmente, hay que tener cuidado si somos reincidentes y nos pica por segunda vez, puesto que nuestro cuerpo podría estar sensibilizado al veneno y presentar una reacción anafiláctica.

Productos de farmacia para la picadura de medusas

En los establecimientos farmacéuticos encontramos productos en formato roll-on y geles específicos para tratar las picaduras de medusas. En concreto, tienen dos funciones principales:

  • Reducir el picor y la irritación
  • Calmar y refrescar la piel

Suelen ser los mismos que se utilizan para las picaduras de mosquitos y su efecto es inmediato y duradero. Es muy importante saber que no actúan como protectores frente a las medusas, es decir, estos productos solo deben usarse una vez que ya se ha producido la picadura y la herida está limpia y libre de cualquier tentáculo.

¿Existen repelentes de medusas? Sí que hay cremas (algunas con protección solar y otras que no) que afirman inhibir las picaduras de los tentáculos de las medusas. Pueden lograr esta acción gracias a algunos de sus compuestos que confunden al animal y le desorientan, por lo tanto, no sabe dónde picar y se va.

Pasos a seguir si te ha picado una medusa

El Ministerio de Sanidad indica una serie de recomendaciones para el periodo estival con un apartado concreto para las medusas. Estos son los pasos que hay que seguir si te pica este animal:

  • Limpiar la zona afectada por la picadura con agua salada o en su defecto suero salino. Nunca frotar ni usar agua dulce.
  • Quitar los tentáculos adheridos a la piel con una pinza
  • Aplicar hielo pero no de forma directa (con una toalla o bolsa). Se debe hacer durante 20 minutos para reducir el dolor y evitar la inflamación.
  • Echar un gel calmante para aliviar las molestias 
  • Si es posible, acudir al puesto del socorrista.

Qué hacer en una playa donde hay medusas

Toda precaución es poca si hablamos de medusas, ya que no basta con mirar las aguas donde nos bañamos y dónde pisamos. Desde el Ministerio de Sanidad también aportan unas pautas si se pasea por una playa con estos animales marinos porque aunque estén muertas, sus tentáculos pueden seguir activos. Por ello, estas son las principales recomendaciones:

  • Tomar precauciones incluso si hay medusas en zonas alejadas de la zona de baño, la acción de las olas rompe los tentáculos y los trozos flotantes de medusas permanecen activos.
  • Si se visualizan medusas, con mucha precaución y sin tocarlas se pueden sacar fuera del agua y recoger las que están en el borde de la playa.
  • No pasear por la playa en la zona donde rompen las olas y pueden abundar fragmentos de medusa. Pisar uno podría provocarnos una picadura.
  • Si hay muchas medusas en la zona de baño, lo mejor es permanecer fuera del agua. De hecho, puede haber bandera roja.
  • En este mismo sentido, los días que aparecen las medusas, no se recomienda jugar en la orilla.
  • Si encontramos medusas y estamos en una playa vigilada, habrá que avisar al socorrista.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar