Jabón de glicerina: ¿Qué es y para qué sirve?

jabón de glicerina

El jabón de glicerina es apto para todas las pieles y se puede usar siempre que se necesite.

El jabón de glicerina se puede comprar en farmacias y tiene propiedades hidratantes y calmantes

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Si estás en busca de un jabón que cuide y proteja tu piel, el jabón de glicerina puede ser una buena solución. Se puede encontrar en cualquier farmacia y es asequible para todos los bolsillos. En este artículo, los expertos cuentan qué es el jabón de glicerina y para qué patologías dermatológicas está recomendado:

“La glicerina o el glicerol es un compuesto de carbono que contiene tres grupos de hidroxilo, y a temperatura ambiente es un líquido viscoso, incoloro e inodoro, con un sabor dulce. Se puede generar como uno de los productos derivados de la fabricación de jabón, consistente en el tratamiento de materias grasas de origen vegetal o animal con soluciones alcalinas fuertes”, explican desde la Universidad de Valencia.

Además de en los jabones, este compuesto se puede encontrar en otros productos farmacéuticos y cosméticos como dentífricos, espumas de afeitar, bálsamos, tónicos, cremas, champús o enjuagues bucales. Incluso forma parte de la composición de medicamentos y supositorios, ya que tiene efecto laxante.

Propiedades del jabón de glicerina

Entre las propiedades del jabón de glicerina, los expertos mencionan las siguientes:

  • No tiene sulfatos ni parabenos, por lo tanto, es muy natural. Es de origen vegetal y puede ser usado por veganos.
  • Tiene propiedades higroscópicas, es decir, tienen capacidad de absorber la humedad del ambiente y atraer el agua para retenerla en la piel.
  • Aporta suavidad y elasticidad, atenúa los signos de envejecimiento y las arrugas de expresión.
  • Es apto para todo tipo de pieles y se puede incluir en todas las rutinas de higiene.
  • Cuenta con un pH neutro, similar al de la piel. De esta forma, se adapta a ella y favorece su equilibrio natural.
  • Previene la descamación de la piel.
  • Dispone de propiedades antibacterianas (mantiene alejados a los microorganismos) y calmantes.
  • Es hidratante ya que con su aporte de ácido graso a la piel crea una capa hidratante.
  • Trata las picaduras de insectos gracias a su efecto calmante.
  • Mejora el aspecto de la piel y hace que luzca más tersa y joven.

Se puede adquirir tanto en el formato tradicional de pastilla de jabón como dispensado en forma líquida.

¿Cuándo usar jabón de glicerina?

Tal y como hemos comentado, se puede usar con todo tipo de pieles, pero hay una serie de patologías dermatológicas para las que está expresamente recomendado:

  • Personas con eccemas o urticarias en la piel.
  • Para aquellos que tienen cualquier dermatitis.
  • Pacientes con psoriasis.
  • Personas con pieles secas y extremadamente secas.
  • Recomendado también para lavar los rostros que tienen acné.
  • Para otro tipo de alteraciones de la piel como irritaciones, quemaduras, picaduras de insectos o pequeñas heridas.

Si se aplica la glicerina en crema, se debe hacer un suave masaje en la piel para que profundice. Para los jabones de glicerina, tan solo hay que frotarse las manos con ellos y aclararse con abundante agua. Se puede usar tantas veces como sea necesario. En el caso de usar glicerina pura hay que mezclarla con agua para que no haga el efecto contrario y genere sequedad.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar