¿Qué es la dermatitis herpetiforme y qué opciones de tratamiento existen?

dermatitis herpetiforme

La dermatitis herpetiforme es una manifestación de la intolerancia al gluten.

Los principales síntomas de la dermatitis herpetiforme son las erupciones cutáneas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Tratar a la dermatitis como una enfermedad única es un error, ya que cuentan con subtipos que se caracterizan por síntomas y tratamientos propios. En este artículo, los profesionales explican en qué consiste uno de estos tipos, la dermatitis herpetiforme.

"La dermatitis herpetiforme es una enfermedad crónica que se incluye dentro de la categoría de enfermedades ampollares autoinmunes. Hoy en día se considera que es la manifestación a nivel de la piel de la intolerancia al gluten, teniendo una clara relación con la enfermedad celíaca. Sin embargo, sólo un pequeño número de los celíacos desarrollarán esta enfermedad a lo largo de su vida", explican desde el Servicio de Dermatología del Hospital del Mar de Barcelona.

¿Por qué se produce? La causa exacta es todavía desconocida, pero sí que se ha visto que los pacientes con dermatitis herpetiforme "tienen anticuerpos en sangre dirigidos contra una proteína localizada en la piel, la transglutaminasa epidérmica, que se piensa podrían ser los principales causantes del cuadro".

Los expertos apuntan que esta patología es muy infrecuente en niños pequeños. Los síntomas suelen comenzar en la tercera década de la vida.

Síntomas de la dermatitis herpetiforme

Entre las manifestaciones más comunes de la dermatitis herpetiforme, desde el Servicio de Dermatología del Hospital del Mar de Barcelona señalan estas:

  • Erupción cutánea que consiste en la aparición de vesículas (pequeñas ampollas).
  • Pápulas eritematosas (granitos rojos) que pican y se pueden convertir en heridas si se rascan.
  • Alteraciones a nivel de la analítica sanguínea (déficit de nutrientes como hierro, ácido fólico y vitamina B12) o de la biopsia intestinal (atrofia de las vellosidades intestinales), similares a las de los pacientes con enfermedad celíaca.
  • Riesgo de sufrir enfermedades de la tiroides, la diabetes y la anemia perniciosa.

"Estas lesiones cutáneas se localizan principalmente en codos, rodillas y glúteos, aunque también pueden afectar a otras regiones, como el cuero cabelludo. En niños en ocasiones pueden observarse lesiones purpúricas (pequeños puntos de color rojo oscuro secundarios a microsangrados en piel) en palmas", concretan los especialistas.

Es curioso porque aunque todos los pacientes con dermatitis herpetiforme son intolerantes al gluten, la mayoría no tiene ningún síntoma digestivo, como podría ser el dolor abdominal o la diarrea.

Tratamiento de la dermatitis herpetiforme

Los dermatólogos explican que el principal tratamiento para la dermatitis herpetiforme es seguir una dieta libre de gluten. En este sentido, apuntan las siguientes directrices:

  • No comer gluten que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. El arroz y el maíz sí que se pueden ingerir.
  • Tener precaución con la avena. "A pesar de que la avena pura tampoco contiene gluten, existe controversia respecto a si puede permitirse o no su ingesta, dado que las avenas comercializadas se encuentran frecuentemente contaminadas con gluten. Además, hay un subgrupo minoritario de pacientes con enfermedad celiaca que tampoco la toleran aunque sea pura", subrayan.
  • La dieta sin gluten se tiene que mantener durante toda la vida. De hecho, tarda una media de 1 o 2 años en hacer efecto, según los expertos.

"Para comprobar que existe un correcto seguimiento dietético, se aconseja realizar determinaciones periódicas en sangre de los anticuerpos de la enfermedad celiaca, ya que estos se vuelven negativos al eliminar el gluten de la dieta", apuntan.

Por otro lado, para controlar los síntomas, se recomienda el fármaco dapsona por vía oral, pero es el médico el que debe recetarlo. Si las lesiones cutáneas son escasas, con cremas de corticoides y antihistamínicos orales será suficiente para calmar las manifestaciones.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar