¿Qué es la tos nerviosa y cómo la eliminamos?

tos nerviosa

La tos nerviosa puede calmarse con caramelos de miel o regalices.

El estrés, la ansiedad o la angustia acentúan los episodios de tos nerviosa

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Sabías que la tos puede convertirse en un tic nervioso? Es decir, un gesto o acción que se realiza de manera involuntaria y repetitiva. En este artículo, los farmacéuticos explican con detalle qué es la tos nerviosa, cuáles son sus causas y cómo se puede eliminar.

“La tos es una liberación fuerte y repentina de aire de los pulmones caracterizada por la contracción de los músculos del tórax. Desde el punto de vista clínico, la tos está considerada como un mecanismo reflejo protector de las vías aéreas, a través del cual los bronquios eliminan las secreciones o los cuerpos extraños que pudieran entrar en ellos”, explican desde el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla. “El centro de la tos se encuentra en el cerebro que desencadena la respuesta a los distintos estímulos“, añaden.

Los expertos señalan que entre los diferentes tipos de tos se encuentra la tos psicógena o nerviosa, que la definen como la costumbre de toser que algunas personas tienen antes de hablar o cuando están muy nerviosas.

Características de la tos nerviosa

Es importante conocer las características de este tic que puede resultar muy molesto y afecta a la calidad de vida del individuo. Generalmente, estas son las claves para detectarlo:

  • Se trata de una tos que aparece en momentos de estrés, ansiedad o angustia. Cuando el paciente está tranquilo, no se presenta. Es decir, puede aparecer y desaparecer en días.
  • No tiene otros síntomas que suelen acompañar a la tos como mocos, fiebre o dolor de cabeza.
  • No se registran tampoco problemas respiratorios.
  • Las vías respiratorias se irritan de la misma manera que si se tuviera tos seca.
  • Hay momentos claves del día donde es más habitual como por la noche o al levantarse.

Tratamiento de la tos nerviosa

Buscar el origen de los nervios será primordial para atajar esta tos. Quizá el paciente necesite tomarse unas vacaciones, acudir al psicólogo, hacer meditación u otras técnicas de relajación o practicar deporte para recuperar la paz mental. No obstante, la tos nerviosa también se puede tratar hidratando la garganta, de forma que no se propicie esta acción y se calmen los síntomas y molestias que genera. Estos son los consejos de los farmacéuticos:

  • Beber entre 1,5 y 2 litros de líquido diarios. “La ingesta de zumos de fruta, infusiones o agua hidrata los pulmones y facilita la formación y liberación de moco, y las bebidas calientes tienen efecto suavizante“, apuntan.
  • Evitar la inhalación de polvo, tabaco y humo, ya que son estimulantes de la tos y empeoran la patología.
  • Humidificar el ambiente, cuya temperatura debe estar siempre entre 18 y 20 grados. Además, los especialistas señalan que la inhalación de vapor de agua con eucalipto, romero, sauco o lavanda ayuda a licuar las secreciones pulmonares.
  • Otra opción es suavizar la garganta con el uso de demulcentes como son los regalices, la miel o el jarabe de acacias. Se pueden encontrar en las farmacias como caramelos.
  • Por último, intentar huir de los cambios bruscos de temperatura que irritan la garganta y provocan más tos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar