Sacaleches manual: qué es y consejos para usarlo

sacaleches-manual

La extracción con el sacaleches nunca debe ser dolorosa.

Durante la extracción de leche, el pezón no debe rozar las paredes del embudo

Cristina Paredes
Se lee en 3 minutos

Si eres madre primeriza y has apostado por la lactancia materna te estarás preguntando: ¿sacaleches manual o eléctrico?

Actualmente, existe una amplia variedad de sacaleches que se pueden encontrar en las farmacias, tanto eléctricos, como manuales dobles. Estos últimos son igual que los eléctricos, pero ofrecen la posibilidad de sacar leche de los dos pechos a la vez. De esta manera será más fácil producir leche materna para que el bebé crezca sano y fuerte.

De hecho, muchas mujeres después de dar a luz tienen la sensación de producir poca leche materna. En la mayoría de los casos, esto se debe a una mala técnica de lactancia, pero la Asociación Española de Pediatría (Aeped) apunta que también puede ser por falta de estimulación del pecho.

“La cantidad de leche que obtengas va a depender de muchos factores. Puede que al principio solo extraigas unas gotas. No te desanimes, y recuerda que eso no refleja la cantidad de leche que produces y con las sucesivas extracciones irás obteniendo mayores volúmenes”, añade la Aeped.

En este artículo te contamos qué es un sacaleches manual y cómo debes de utilizarlo.

¿Cómo utilizar un sacaleches manual?

En las farmacias existen sacaleches manuales y eléctricos, dependiendo de las necesidades de cada madre optará por el que más se adapte a ella. Elijas uno u otro, debes tener en cuenta que la extracción no ha de ser dolorosa y el pezón no debe rozar las paredes del embudo durante el bombeo.

En el caso de utilizar un sacaleches manual, los expertos recomiendan “colocar la copa del tamaño adecuado y comenzar con extracciones cortas y rápidas. Cuando veas algo de leche, realiza aspiraciones más largas y lentas, siempre sin producir dolor”, explica la Aeped.

Estos son los pasos que debes de seguir, una vez estimulada la bajada de leche, según los expertos:

  • Masajea los pechos.
  • Exprime o bombea cada pecho alrededor de 5-7 minutos.
  • Masajea los pechos.
  • Exprime cada pecho otros 3-5 minutos.
  • Masajear nuevamente los pechos.
  • Vuelve a exprimir cada pecho 3-5 minutos.

Pautas para extraer la leche materna

Los expertos de la Aeped recomiendan seguir una serie de pautas antes de extraer la leche materna:

  • Lávate las manos.
  • Limpia las areolas y pezones con agua caliente y un paño.
  • Busca un lugar silencioso y privado en donde la madre se sienta cómoda para usar la bomba.
  • Prevé la posibilidad de tomar una infusión o algo de beber mientras se usa la bomba.
  • Realizar ejercicios de relajación y varias inspiraciones profundas unas cuantas veces. Escuchar música suave o ver la televisión.
  • Descansar lo más posible entre comidas o bombeos.
  • La aplicación de calor sobre el pecho favorece el flujo de leche. El calor no es aconsejable para aliviar la congestión mamaria.

Para estimular la zona debes estar cerca de tu bebé o pensar en él, masajear el pecho con movimientos circulares, deslizar los dedos suavemente desde la inserción del pecho hacia el pezón y sacudir ambos pechos inclinándote hace delante.

¿Qué productos aumentan la producción de leche?

Existe una gran variedad de productos en las farmacias para estimular la producción de leche materna, desde sacaleches para el pecho, como el mencionado, hasta suplementos para incrementar la producción de leche.

Además, es importante llevar una dieta equilibrada y saludable y beber mucha agua para mantenerte hidratado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar