11 causas comunes de sensibilidad dental y tratamiento

sensibilidad dental causas

Las personas con prótesis dentales tienen más riesgo de sufrir sensibilidad dental.

El reflujo gástrico y la ingesta de alimentos ácidos contribuyen a desarrollar sensibilidad dental

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La sensibilidad dental es una de las molestias con la que acuden numerosos pacientes a las consultas de los dentistas. Este dolor puede afectar al día a día de la persona que puede renunciar a comer algunos alimentos o tomar algunas bebidas. En este artículo, los especialistas nos explican cuáles son las causas de la sensibilidad dental y cómo tratarla.

"La sensibilidad dental es un un dolor transitorio e intenso causado por la exposición de la dentina al medio oral y que aparece tras el contacto con un estímulo externo: alimentos , bebidas frías o calientes o ácidas ,presión táctil", indican desde el Colegio de Higienistas Dentales de Madrid.

Esta molestia afecta a uno de cada siete adultos de edades de entre 18 y 40 años. De hecho, los dentistas señalan que en los últimos años se ha visto incrementado en pacientes jóvenes por "exceso del consumo de bebidas acidogénicas y el uso excesivo de productos de blanqueamiento sin supervisión".

¿Por qué se produce la sensibilidad dental?

Existen numerosas causas por las que puede aparecer la sensibilidad dental, los profesionales citan las siguientes:

  • Los ácidos en la dieta: los alimentos ácidos desgastan y erosionan el esmalte, lo que puede favorecer la hipersensibilidad.
  • Algunos fármacos: en la misma línea que el punto anterior, hay fármacos compuestos por ácidos (por ejemplo, ácido acetilsalicílico) que afectan a los dientes y encías.
  • El reflujo gástrico: las personas con desórdenes alimentarios o estrés que se producen vómitos sufren abrasiones en los dientes por el ácido del vómito.
  • Algunas pastas blanqueadoras pueden causar sensibilidad dental por el tamaño de los microgránulos de abrasión que provocan desgaste y erosión del esmalte, según los higienistas.
  • La recesión gingival ocasionada por una mala técnica de cepillado, una mala elección del propio cepillo o una excesiva dureza de sus filamentos.
  • La enfermedad periodontal favorece la sensibilidad por la mayor exposición de los márgenes gingivales.
  • La abrasión, es decir, el desgaste del diente por una mala técnica de cepillado es otro factor que influye a la hora de desarrollar sensibilidad dental.
  • La caries dental puede ser un motivo de destrucción del esmalte. Por lo tanto, deja el diente expuesto a factores externos y más sensible.
  • Por otro lado, las fracturas dentarias provocan hipersensibilidad.
  • Las piezas talladas para colocar prótesis fijas puede producir también una mayor sensibilidad. "Esto es debido al corte y exposición de los túbulos dentinarios no dejando el tiempo necesario para que se forme la neodentina", concretan.
  • Asimismo, las ortodoncias o prótesis removibles que no se ajustan adecuadamente crean recesiones gingivales cuya evolución puede provocar caries, hipersensibilidad y caída del diente.

Tratamiento de la sensibilidad dental

Además del tratamiento profesional, los higienistas especifican que el mejor tratamiento es la prevención y, por ello, recomiendan:

  • Evitar el consumo de alimentos y bebidas ácidas.
  • Cepillar de forma suave, sin dañarnos las encías y los dientes.
  • Utilizar poca pasta de dientes por su abrasión.
  • Cambiar el cepillo de dientes cada tres meses o antes si está desgastado.
  • Realizarse blanqueamientos en clínicas oficiales.
  • Protegerse los dientes por la noche en caso de tener bruxismo.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar