Manchas negras en la cara: ¿Qué son y a qué se deben?

manchas negras en la cara

Para reducir las manchas negras en la cara se pueden usar cremas despigmentantes.

El sol empeora el aspecto de las manchas, por lo tanto, hay que usar fotoprotección y evitar su exposición

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La aparición de manchas negras u oscuras en la cara puede asustar a cualquier persona. Sin embargo, es posible controlarlas e incluso hacer que desaparezcan en gran medida. En este artículo, los expertos explican por qué aparecen y cuál es el mejor tratamiento para estas lesiones dermatológicas:

"Las manchas en la piel son el resultado de la diferente distribución de la melanina y las células que la producen, los melanocitos. La melanina es el pigmento que nos permite protegernos de los rayos solares, por tanto, al exponernos al sol los melanocitos segregan más melanina", afirman desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Tipos de manchas en la cara

Los profesionales distinguen entre varios tipos de manchas negras o de otros colores en la cara. Concretamente, mencionan los siguientes:

  • Pecas o efélides: son acumulaciones de pigmento redondeadas y no uniformes que aparecen en la cara pero también en el cuello y los brazos de personas de piel blanca. Con la exposición solar se intensifican.
  • Lunares o nevus: se caracterizan por afectar a diferentes estructuras de la piel. Estas acumulaciones son asimétricas, cambian de color y pueden experimentar crecimiento y cambios.
  • Melanoma: se trata de un tumor maligno de la piel, similar al lunar, pero que debe ser examinado de manera minuciosa. "Tiene aspecto de mancha pigmentada, de crecimiento asimétrico, de bordes imprecisos-irregulares y coloración intensamente pigmentada con zonas que lo están menos o incluso con tonalidades azuladas", explican desde AEDV.
  • Vitíligo: es una patología dermatológica cuya particularidad son las manchas bien delimitadas. Parece tener un origen autoinmune y suelen presentarse en boca, nariz y ojos.
  • Léntigos: son manchas de color parduzco que aparecen en cualquier zona del cuerpo y no cambian de color con la exposición solar.
  • Melasma: son manchas propias de mujeres de más de 30 años. Se encuentran en las mejillas, frente o cara y su color es marrón claro o intenso. Se agravan con el embarazo (cloasma), la menopausia y la toma de anticonceptivos.

Tratamiento de las manchas negras en la cara

Sea cual sea la causa de las manchas negras en la cara o de cualquier otro color, los especialistas recomiendan:

  • Utilizar fotoprotección para que el sol no dañe todavía más estas manchas.
  • En la misma línea que el punto anterior, no basta solo con ponerse crema solar. No hay que tomar el sol en las horas centrales del día y usar ropa protectora (camisetas, gorros…) para minimizar sus efectos.
  • Usar cremas despigmentantes disponibles en farmacia. "Pueden mejorar el aspecto de las manchas y deben individualizarse en función del problema y el tipo de piel", concretan los dermatólogos. Estos productos pueden contener: ácido retinoico, retinol, vitamina C, etc.

"Además la exposición prolongada al sol no sólo produce manchas sino también envejecimiento prematuro de la piel, que se llena de arrugas e irregularidades, y lo que es más grave, inducir al cáncer de piel", subraya Vicente Alonso Usero, dermatólogo de Valencia y miembro de la AEDV.

"La importancia radica en un diagnóstico a tiempo, así cualquier mancha nueva o cambio en un lunar debe ser consultado a un dermatólogo, al que deberíamos acudir con regularidad para control", añade.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar