Factores que influyen en la microbiota y su control mediante probióticos

factores-influyen-microbiota

Los probióticos pueden reducir los desequilibrios provocados por la microbiota.

La dieta, el estrés o la toma de alcohol pueden influir directamente en la formación de la microbiota

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Campan a sus anchas por nuestro cuerpo y tienen unas funciones concretas, pero si no se cuida de ellos pueden volverse nuestros propios enemigos. Hablamos de los microorganismos que forman parte de nuestra microbiota, que viven tanto en las cavidades abiertas al exterior como las que hay sobre la piel. En este artículo tratamos los factores que influyen en la formación de la microbiota y cómo tratar los problemas de salud relacionados a través de los probióticos, que podemos encontrar en la farmacia comunitaria.

Desde antes de nacer, estos microorganismos ya se están formando mientras el bebé está en el vientre de la madre. Tras el nacimiento, los dos primeros años del pequeño serán fundamentales para desarrollar una buena salud en la etapa adulta. Así lo ha explicado Ascensión Marcos Sánchez, directora del Grupo de Inmunonutrición del Departamento de Metabolismo y Nutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición (ICTAN) del CSIC, en el marco de la Semana de la Alimentación, organizada por el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

Factores que afectan a la microbiota

Entre los factores que afectan a la formación de la microbiota, la experta señala los siguientes:

“La microbiota está determinada por el estilo de vida y resulta afectada también por otros factores como la dieta, la actividad física, el sedentarismo, el tabaco, el alcohol, el bienestar, el sueño, el estrés, el género, etc”, ha añadido Marcos.

Aplicaciones de los probióticos en la farmacia

Una de las soluciones para los desajustes de la microbiota los encontramos en la farmacia, concretamente son los probióticos, que pueden incluirse en alimentos, medicamentos y suplementos nutricionales.

“El farmacéutico es uno de los profesionales sanitarios que más sabe de probióticos y a la hora de recomendarlos tenemos en cuenta todas las condiciones previas (las cepas, las dosis, las contraindicanciones…)”, ha afirmado Fermín Jaraiz, vocal de Alimentación del Colegio de Farmacéuticos de Cáceres.

En su ponencia ‘Indicación y Dispensación de Probióticos/prebióticos en la Farmacia Comunitaria’ ha destacado varios problemas de salud para los que serían un buen remedio:

  • Enfermedad cardiovascular
  • Cáncer de colon
  • Diarrea
  • Alergia
  • Encefalopatía hepática
  • Respuesta inmunológica
  • Malabsorción de la lactosa
  • Prevención de infecciones sistémicas
  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (EII)

Probióticos para la microbiota alterada

El experto indica que tomar probióticos es adecuado para aquellas personas que tengan molestias digestivas (por estrés, intolerancias alimentarias, mala alimentación…), que necesiten un refuerzo del sistema inmunitario o que finalicen el tratamiento con fármacos que alteran la microbiota intestinal como antibióticos. Los beneficios en estos casos son:

  • Contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y ayuda a mejorar la salud gastrointestinal
  • Mejorar la función intestinal
  • Facilitan la absorción de nutrientes, favorecen el equilibrio de la microbiota intestinal y el efecto barrera

Probióticos para microbiota alterada en niños

Por otro lado, la flora intestinal adquirida en la infancia temprana parece determinante en la respuesta inmune en la infancia y la edad adulta. Controlar esta flora mediante probióticos ayudará a:

  • Recuperar la microbiota alterada en niños especialmente durante diarrea infecciosa y diarrea asociada a antibióticos
  • Disminuir el riesgo de diarreas y en caso de tenerla, reducir su frecuencia e intensidad

Probióticos para gestionar los desequilibrios de la microbiota vaginal

Otro de los ejemplos que nombró Jaraiz es la función de los probióticos para favorecer el funcionamiento de la mucosa vaginal. En este sentido tiene un efecto positivo en:

  • La sequedad vaginal
  • La vaginosis bacteriana
  • La vulvovaginitis candidiásica
  • El desequilibrio de flora vaginal

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar