Quinoa, chía, rooibos y otros ‘superalimentos’ para una dieta equilibrada

Superalimentos

La quinoa es uno de los superalimentos más conocidos por su contenido en fibra y proteínas.

Los superalimentos tienen numerosos beneficios, pero se deben complementar con una dieta equilibrada

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

A pesar de su nombre, no portan una capa de Superman ni hacen milagros. Los expertos apuntan que los superalimentos son buenos siempre y cuando se acompañen de una dieta variada y equilibrada. Se caracterizan por ser alimentos que proporcionan nutrientes y beneficios adicionales que pueden prevenir enfermedades.

En este artículo, de la mano de los farmacéuticos, mencionamos varios superalimentos con sus propiedades y precauciones a tener en cuenta respecto a su ingesta.

Beneficios de estos 7 ‘superalimentos’

Desde el Colegio de Farmacéuticos de León (Cof León) indican una serie de superalimentos, que se pueden encontrar en cualquier farmacia para complementar una dieta equilibrada. En este sentido, los especialistas subrayan que no hay que dejar de lado otros productos por consumir estos. Concretamente citan los siguientes:

  • Açai: es un fruto tropical que se caracteriza por tener numerosas vitaminas y minerales. Destaca por su alto contenido en potasio, antioxidante y fibra. El açai tiene propiedades beneficiosas para la piel y es drenante y depurativo.
  • Maca: la raíz de esta planta tiene un alto contenido de proteínas, vitaminas y minerales. Contiene calcio, hierro, vitamina K y magnesio. Sus principales propiedades es que favorece la memoria y la concentración (muy útil en época de exámenes), reduce la fatiga crónica, aumenta la fertilidad y es afrodisíaco.
  • Spirulina: los farmacéuticos explican que se trata de una cianobacteria con forma de hélice o espiral que crece en aguas cálidas. Su contenido protéico es muy alto (de un 65 por ciento) y quien lo tome tendrá un extra de vitamina K, hierro, vitamina b12 de origen vegetal y alfacarotenos.
  • Quinoa: es uno de los superalimentos más conocidos y contiene todos los aminoácidos esenciales, incluidos la cisteína, lisina y metionina. La quinoa destaca por su contenido en proteínas, fibra y grasa rica en linoleico.
  • Té rooibos: una opción muy elegida entre los amantes del té, las hojas secas del té rooibos son ricas en antioxidantes, tienen un nivel bajo de cafeína y carecen de calorías.
  • Semilla de chía: a pesar de ser muy conocida, hay que saber cuándo tomarla, ya que su abuso puede evitar la absorción de algunos nutrientes. La dosis recomendada por los expertos es de 10 gr/día. Esta semilla reúne un alto contenido de omega 3, calcio, proteínas, antioxidantes, vitaminas y fibra.
  • Kale: este vegetal pertenece a la familia de las coles y aporta vitamina A y K y calcio.

Además de como complementos alimenticios, estos productos se pueden encontrar en formato de infusiones, aceites y cápsulas.

Precauciones con los superalimentos

No todos los superalimentos son aptos para la población. De hecho, pueden estar contraindicados de forma específica. En este caso, de los siete nombrados, hay que matizar que:

  • El kale no deben tomarlo las personas con colon irritable y tratamiento con anticoagulantes. Asimismo, hay que vigilar el consumo de kale en los pacientes con problemas de vesícula biliar o de riñón.
  • El té rooibos puede ser peligroso para los pacientes con cáncer y medicamentos quimioterápicos, puesto que puede interaccionar con estos fármacos. “También está contraindicado en pacientes con cáncer de mama u hormonales dependientes por sus acciones que imitan la acción de los estrógenos“, añaden desde el Cof de León.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar